Miércoles, 27 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

SOCIEDAD

Sociedad
España es el país del mundo con un mayor consumo de cocaína, por delante de EE UU
El Ministerio de Sanidad implicará a los hosteleros en su lucha contra la droga Salgado anuncia un plan trienal en el que se invertirán más de 20 millones
España es el país del mundo con un mayor consumo de cocaína, por delante de EE UU
El consumo de cocaína se ha extendido mucho en España. / ARCHIVO
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El Ministerio de Sanidad pretende que bares y discotecas se involucren en la batalla contra el consumo de cocaína en España, el país del mundo con más alto índice de consumo de esta peligrosa sustancia (por delante de Estados Unidos) que genera unos gravísimos riesgos que no percibimos con nitidez. La titular del departamento, Elena Salgado, ha explicado que Sanidad se dispone a firmar un convenio con la Federación Española de Hostelería para que los propietarios y los trabajadores se impliquen en la lucha contra el consumo de drogas en los entornos de ocio. Un consumo que entre los más jóvenes se ha multiplicado por cuatro en sólo un decenio.

La implicación de los hosteleros es una de las medidas más llamativas del plan de acción contra el consumo de cocaína que Sanidad pone en marcha para los próximos tres años, con un presupuesto en torno a los siete millones de euros anuales.

El plan persigue rebajar el elevado consumo en un país en el que «hay gran permisividad para el consumo de drogas, un precio bajo y un gran accesibilidad a los estupefacientes». Un país en el que se realizan además los mayores decomisos de las 980 toneladas anuales que se producen de esta sustancia, según los datos de la ONU en su informe Mundial sobre drogas 2007.

El convenio que se suscribirá con los hosteleros busca convertir en espacios libres de drogas los bares y discotecas donde su consumo es habitual, aunque Salgado aseguró que no se trata de que camareros y propietarios de estos locales actúen como policías.

«Está claro que a los empresarios les interesa tener unos locales libres de consumo. No se trata de que sean policías, dado que no son agentes de la autoridad; pero es una evidencia que hay locales en los que es más fácil el consumo, y se trata de que en todos sea más difícil» planteaba la ministra. No pide que los trabajadores hagan registros en los locales «pero sí que vigilen».

Cursos

Habrá cursos «breves pero intensos» para camareros y personal de bares, discotecas y restaurantes. Se quiere que estos trabajadores conozcan los efectos nocivos de la cocaína y ayuden a reducir su consumo en su medio de trabajo.

Este convenio es una de las 71 medidas concretas que comporta el plan, que quiere derribar mitos como que la cocaína «ni es una sustancia inocua ni su consumo está relacionado con el prestigio social y el éxito profesional». No en vano, la ministra manejó datos estremecedores, como que el consumo de cocaína en España se ha multiplicado por cuatro entre los menores de edad y se ha duplicado entre la población general en los últimos años.

Tres de cada cien españoles entre 15 y 64 años consumen cocaína, frente al 2,8% de Estados Unidos, el 2,4 del Reino Unido o el 2,1 de Italia. El consumo de coca en España cuadruplica la media europea y ha pasado del 1,8 de 1995 al 3% en 2005. Los datos de 2004 indican además que el consumo entre jóvenes de 14 y 18 años se eleva al 7,2%, de modo que se ha multiplicado por cuatro en diez años, pasando del 1,8% al 7,2%. «El consumo de cocaína está extendido en todas las edades, capas sociales y niveles educativos» resumía la ministra. «Estamos entre los grandes consumidores de cocaína desde los años 90, y por tanto no es nada nuevo, pero lo cierto es que los efectos sobre la salud siguen siendo desconocidos y que la percepción del riesgo sigue siendo escasa», destacaba Elena Salgado.

Unos riesgos que Salgado refirió y que pasan por la aparición de psicosis o paranoias, arteroesclerosis prematura, riesgo de padecer infartos de miocardio un 24% más elevado y posibilidades mucho mayores de padecer ictus cerebrales. Destacó Salgado como la cocaína es la droga que cuyo consumo generas más demandas de tratamiento clínico (46,95%) y de urgencias hospitalarias (54,8%).



Medios jóvenes

El plan se dirigirá muy especialmente a los jóvenes e impulsará programas de prevención entre estudiantes y universitarios mediante las tecnologías de información más usadas por ellos. Se distribuirán folletos en formatos atractivos para los jóvenes en los ambientes estudiantiles. Entre ellos, la guía 'Rayas: el libro negro de la coca', que informara a los jóvenes y adolescentes sobre riesgos, efectos y consecuencias del consumo.

El plan persigue el múltiple objetivo de disminuir el consumo, aumentar al percepción de los riesgos, retrasar la edad de acceso al consumo de cocaína y mejorar la atención que se presta a personas con problemas causados por esta droga. Contempla también la formación específica de los profesionales sanitarios de atención primaria y urgencia.

«Cocaína: ¿Se lo vas a dar todo?» será el lema de la campaña que Sanidad ponga en marcha el próximo mes de julio y que persigue alertar a los ciudadanos sobre los riesgos sociales y sanitarios que comporta el consumo.

El programa prevé también una atención especial a los consumidores de crack, facilitando su acceso a los dispositivos asistenciales y promoviendo la formación de formadores en programas de reducción de daños entre los propios consumidores.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS