Jueves, 28 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

CANTABRIA

Tribunales
Un juez condena a Ryanair a pagar una indemnización por el retraso en un vuelo
Un grupo de escolares del colegio de Las Esclavas tardó ocho horas en viajar de Santander a Roma No recibieron ni alimentos ni bebidas
Un juez condena a Ryanair a pagar una indemnización por el retraso en un vuelo
Llegada a Parayas de Roma del primer vuelo de Ryanair. / DM
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Santander ha condenado a la compañía aérea Ryanair a indemnizar con 2.290 euros al responsable de una expedición de 60 escolares y tres profesores que viajaban a Roma desde Parayas y que tardaron ocho horas en llegar a la capital italiana. El vuelo salió de Santander con un retraso de 4 horas y 25 minutos sobre el horario previsto y, una vez iniciado el viaje, hizo una escala en Gerona de dos horas y media para cambiar la tripulación pues la que llevaba había sobrepasado las horas de vuelo.

Según la sentencia, ni en Santander ni en Gerona se facilitó a los viajeros ningún tipo de atención por la compañía, ni información ni bebidas, ni alimentos, ni comunicaciones telefónicas, ni les entregaron las maletas en su destino.

El retraso en la llegada al aeropuerto de Ciampino obligó a los pasajeros a pagar un suplemento del autobús que les esperaba, perder las visitas contratadas y rehacer las que se habían previsto para el día siguiente.

El magistrado Justo García Barros considera que ha habido un incumplimiento de contrato por parte de la compañía, tanto en los horarios como en el hecho de que se trataba de un vuelo sin escalas, y condena a Ryanair a indemnizar al responsable de la expedición por el «notable malestar y ansiedad» ocasionado a los pasajeros, ya que «se encuentran con que además del retraso que ya tenían, se provoca otro sin que les informen tampoco de la duración del mismo, enviándoles a un aeropuerto desconocido, en el que no pueden abandonar las zonas de embarque, y no se les facilitan alimentos ni bebidas, ni comunicaciones y no se les hace saber los derechos que les correspondían».

Fuerza mayor

La sentencia declara probado que el colegio Las Esclavas de Santander había organizado un viaje a Roma para los alumnos de 4º de ESO, cuyo vuelo habían contratado con Ryanair, pagando 6.397 euros. El vuelo, en el que viajaban 60 niños y tres profesores, debía salir a las 13,45 horas de Santander y llegar a Roma a las 15.55. Sin embargo, no salió de Parayas hasta las 18.10 horas, es decir, 4 horas y 25 minutos más tarde de los previsto. Según se informó por el aeropuerto, el retraso se debió a la existencia de una avería en el avión que hacía el trayecto Roma-Santander, que es el que luego salía de vuelta desde la capital cántabra. Una vez iniciado el viaje, el avión se detuvo en Gerona durante dos horas y media, desde las 20.00 horas hasta las 22.30, para cambiar de tripulación puesta la que llevaba había sobrepasado las horas de vuelo. De este modo, la llegada a Roma no se produjo hasta las 23.55 horas, lo que supuso tener que pagar el suplemento del autobús que les esperaba, perder las visitas contratadas y rehacer las que se habían previsto para el día siguiente.

La compañía alegó en su defensa causas de fuerza mayor, en referencia a circunstancias meteorológicas que habrían impedido al avión que venía de Roma aterrizar en Gerona, viéndose obligados a su desvío a Perpignan.

El magistrado considera esta disculpa «sorprendente» ya que «los vuelos Roma a Santander son directos y, por tanto, no se precisaría ese aterrizaje». Además estima el juez que «menos admisible» es la escala en Gerona para cambiar la tripulación por sobrepasar las horas de vuelo, algo «totalmente previsible y fácilmente evitable».

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS