Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Opinión

CARTAS AL DIRECTOR

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Otra vez ha tenido que ser la Vieja Europa -una danesa para más señas- la que nos ha sacado los colores de la vergüenza para volvernos a decir que España «is different». El informe AUKEN que lleva el nombre de la danesa y que ha sido aprobado por una amplia mayoría del Parlamento Europeo viene a decirnos, que en «nuestro país se ha generado una forma endémica de corrupción, que enquista su sistema y del que no puede salir debido a la «lentitud de la Justicia» y a la parte de culpa que tiene la Administración a todos los niveles, estatal, autonómico y municipal. El concepto que tienen de nosotros en Europa es de una república bananera en la que a la gente se le puede robar su propiedad sin posibilidad de un recurso judicial y de eso yo puedo dar fe, primero como administrador y más tarde como presidente de la comunidad de propietarios Nueva Berria, de Santoña que llevamos «padeciendo la Ley de Costas de 1968». Dieciocho años de nuestras vidas, que desde el día 25-10-1990 llevamos pasando por todas las jurisdicciones de la justicia de este país y que llevamos gastados nada más y nada menos que cuarenta millones de pesetas en pago de honorarios de abogados, procuradores y peritajes geológicos y oceanográficos.
No se hubiere llegado a esto que está pasando si los responsables políticos, judiciales y funcionarios de Costas hubieran «cumplido» con lo que dice nuestra Carta Magna es decir la Constitución Española en su artículo 9-3: La Constitución española garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables, o restrictivas de derecho individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos». Porque no lo aplican ustedes decía Napoleón «que la interpretación de la Ley llevaba a corromperla» y déjense los unos subiéndose los sueldos el 19% o con 7 años en el cargo obtener la pensión máxima de la S.S. cuando a cualquier trabajador le cuesta lo mismo cotizar 35 años, los otros «arrimándose al poder» para estar lo mejor situados para acceder a una plaza en el Tribunal Superior o el Supremo y los que «deciden» quien está dentro o quien está fuera del dominio público metidos en su «urna de cristal» sin querer saber nada de los afectados como si fuéramos unos «apestados» sin saber que son con nuestros impuestos los que a ellos les pagan sus sueldos.
En este país de tantos contrastes, por el simple hecho de hacerte un deslinde es decir trazar en un papel una raya por unos señores la Administración es decir el Gobierno de turno te puede expoliar tu propiedad comprada hace muchos años legalmente con todas las bendiciones administrativas (notario, registro, impuestos etc..) y saben ustedes cual sería en ese caso la indemnización pues nuestro más Alto Tribunal el Constitucional sentenció que «debería ser una concesión de 30 años (si te la dan) prorrogables a otros 30 años ¿Tiene razón Europa cuando dice por este caso y otros muchos que somos una «república bananera» tal vez Burkina Faso o Papua Nueva Guinea? !Yo aun sintiéndolo mucho como español creo que si!.
«La injusticia es una madre jamás estéril: siempre produce hijos dignos de ella» (Adolphe Thirse)

Vocento
SarenetRSS