eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 8 / 10 || Mañana 8 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Puedo prometer y prometo...»

ADIÓS AL PADRE DE LA DEMOCRACIA

«Puedo prometer y prometo...»

Los discursos de Adolfo Suárez durante la Transición y el resto de su mandato dejaron múltiples frases para la historia

26.03.14 - 15:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Entre todas las frases que Adolfo Suárez pronunció en múltiples discursos y declaraciones, una quedó sin duda unida de manera definitiva al expresidente del Gobierno y, por extensión, al periodo de la Transición:

"Puedo prometer y prometo ...".

Esta fórmula fue repetida siete veces por Adolfo Suárez para expresar sus compromisos electorales en su discurso más recordado, pronunciado ante las cámaras de televisión con el objetivo de pedir el voto para la Unión de Centro Democrático (UCD) en su última alocución antes de las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco, celebradas el 15 de junio de 1977.

"El Rey se jugó con mi nombramiento casi el reinado... y me dio la oportunidad de ser lo que más me gustaba y en el momento más complicado... En aquellos años, sobre todo en 1976 y 1977, estar a mi lado era casi un acto de heroísmo".

Así explicaba Suárez en una entrevista con TVE en 1995 la decisión del Rey de nombrarle presidente del Gobierno el 3 de julio de 1976.

"De entreguismo a la subversión, nada; de predisposición al diálogo pacífico, todo".

El 29 de enero de 1977, Suárez se dirigió a la nación para trasmitir un mensaje de firmeza frente al terrorismo, que durante la semana previa había sacudido con especial virulencia al país con la matanza de Atocha, la muerte de varios estudiantes y el secuestro del teniente general Villaescusa por los GRAPO.

"No voy a buscar un voto fácil ni a hacer una solución derespaldo personal. Se me encargó la misión de llevar a buen puerto la reforma política de nuestro país, y debo comparecer a juicio público cuando se establece la primera consulta democrática".

Con estas palabras anunciaba Suárez el 3 de mayo de 1977 que se presentaba como candidato a las elecciones de junio.

"¿No es preferible que el Partido Comunista acepte públicamente las bases de nuestra convivencia en lugar de verse obligado a luchar para destruirla?".

En ese mismo discurso de presentación de su candidatura, Suárez habló sobre la legalización del PCE, anunciada por su Gobierno el sábado santo de 1977.

"La política constituye para mí un oficio, una profesión, una vocación y un deporte".

Así definía la relación con su trabajo en 1978.

"La Constitución no resolverá todos nuestros problemas, pero todos seremos protagonistas de nuestra historia".

De su mensaje televisado en el que pidió el voto a favor de la Constitución, que se sometió a referéndum el 6 de diciembre de 1978.

"El periodo de transición política ha terminado. En apenas dos años, los españoles hemos transformado, desde la legalidad, un sistema autoritario de gobierno en una democracia pluralista".

El 29 de diciembre de 1978, Suárez anunció la convocatoria de elecciones generales para marzo del año siguiente.

"No haremos ni una sola política débil ni acomplejada ni timorata. Tenemos una palabra inequívocamente empeñada con el pueblo".

De su discurso de investidura tras ganar las elecciones de marzo de 1979.

"Comprendo que hay que cambiar la forma de gobernar: por ejemplo, yo personalmente dejaré de adoptar una permanente posición de silencio, aunque algunas veces sea necesario callar, porque un presidente tiene que ser un buen fajador".

En mayo de 1980 superó una moción de censura contra su Gobierno presentada por el PSOE.

"Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la historia de España... He sufrido un importante desgaste durante mis casi cinco años de presidente (...) Creo que tengo fuerza moral para pedir que en el futuro no se recurra a la inútil descalificación global, a la visceralidad o el ataque personal, porque creo que se perjudica el funcionamiento de las instituciones democráticas".

El 29 de enero de 1981, Adolfo Suárez en un mensaje por televisión al país anunciaba su dimisión.

"La democracia en España es absolutamente irreversible".

Pocos días después del golpe de Estado del 23-F de 1981, Suárez se mostraba contundente durante un viaje privado a los Estados Unidos.

"Si yo hubiera tenido la más remota idea de que se iba a producir el golpe de Estado, sin duda no habría dimitido".

Años más tarde, en julio de 1990, el ex presidente del Gobierno opinaba así en una entrevista al diario 'El Independiente'.

"No se puede adelantar por la derecha".

Advertencia lanzada en 1987, ya como líder del Centro Democrático y Social (CDS), a Felipe González en relación a la política económica de su Gobierno.

El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia que recibió en 1996 distinguía en Suárez, según aseguró él mismo, "la obra realizada por todo un pueblo, la forma y el talante con que se llevó a cabo la transición española a la democracia"

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Puedo prometer y prometo...»
Adolfo Suárez. / Reuters
Videos de Nacional
más videos [+]
Nacional

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.