Ampuero se anuda el pañuelo de fiesta

Nacho Solana fue el encargado de lanzar el chupinazo en presencia del alcalde, Patricio Martínez. /Antonio 'Sane'
Nacho Solana fue el encargado de lanzar el chupinazo en presencia del alcalde, Patricio Martínez. / Antonio 'Sane'
Ampuero

El cocinero ampuerense Nacho Solana fue el encargado de encender el cohete que inauguró las celebraciones en honor de la Virgen Niña | Este viernes comienzan los encierros

IRENE BAJO AMPUERO.

Miles de personas se anudaron este jueves el pañuelo rojo de las fiestas de Ampuero en el comienzo oficial de sus fiestas patronales en honor a la Virgen Niña y este viernes ya comienzan los tradicionales encierros. El cocinero ampuerense Nacho Solana, con una estrella Michelin en el restaurante que lleva su apellido, tuvo el honor de lanzar el esperado chupinazo, con el que arrancan estas fiestas que durarán más de una semana.

Ver programa de fiestas

Si bien la fiesta no comenzaba hasta última hora de la tarde, en las primeras horas de la mañana ya había indicios del día tan grande que se esperaba, pues había más gentío de lo habitual en los bares y en las calles del pueblo y un nerviosismo casi prenupcial entre los que estaban ultimando compras y detalles de última hora para dedicarse durante los próximos tres días sólo a disfrutar de las actividades programadas.

Puntuales a su cita, las peñas de Ampuero y sus charangas acudieron al monumento al encierro y en el ambiente flotaban la alegría y la emoción contenidas de todos los vecinos, ávidos de inaugurar el jolgorio. Michel Gabas, alcalde del municipio francés de Eauze fue el encargado de colocar el pañuelo y el fajín rojos al corredor de la escultura, homenaje a los corredores sin los que el encierro no tendría sentido. Este momento se vivió ayer en respetuoso silencio, que contrastó totalmente con los segundos inmediatamente posteriores, cuando los instrumentos y la música comenzaron a sonar en dirección al centro del municipio.

Toda la comitiva puso rumbo a la calle La Cruz, donde se ubica la Casa Consistorial del municipio y desde donde se lanza el cohete.

«Viva la Virgen Niña»

El chupinazo congregó bajo el balcón consistorial a miles de personas y una vez allí, Nacho Solana se dirigió todos ellos. «¿Sabéis que veo desde aquí arriba?», preguntó. «Que este pueblo no sólo tiene la mejor croqueta del mundo, sino que tiene la mejor gente del mundo», se contestó. Asimismo pidió a los presentes que disfrutarán con armonía de las fiestas, al tiempo que pidió a los ampuerenses que fueran hospitalarios con los forasteros.

El cocinero deseó lograr el objetivo de que las fiestas sean de Interés Turístico Nacional, que se está tramitando desde el Ayuntamiento.

Antes de entonar el himno de Ampuero, embellecido con el mar rojo que dibujaron los pañuelos levantados de la gente situada en los aledaños del Ayuntamiento, se escucharon los vivas, en especial a la Virgen Niña.

Después del himno, Solana se acercó a la balconada del Ayuntamiento para prender el chupinazo y a partir de aquí la música ya no dejará de sonar en Ampuero, que será durante los próximos tres días la capital de la fiesta y la alegría.

Después del chupinazo la gente se repartió por las diferentes zonas festivas del municipio, si bien los más devotos a la patrona y, especialmente los vecinos de Ampuero, acudieron a la iglesia para celebrar una misa en honor a la Virgen Niña y participar después en la Procesión de las Antorchas, que pudo salir finalmente al encuentro con sus vecinos, a pesar de las intensas lluvias del día anterior.

La patrona de los ampuerenses volverá a ser homenajeada este viernes, que es el Día de la Virgen Niña. A las 10.30 horas se realizará la ofrenda floral a la Virgen, con la participación de las peñas y grupos de folclore, antes de que se celebre el primer encierro.

Este viernes se hará también entrega del galardón al personaje destacado de los encierros del año pasado.

Fotos

Vídeos