Los Corrales da un paso más para reordenar el tráfico en Lombera

Se abrirá una nueva calle al tráfico entre Lombera y el parque Juan XXIII/Nacho Cavia
Se abrirá una nueva calle al tráfico entre Lombera y el parque Juan XXIII / Nacho Cavia

El Ayuntamiento cierra el proyecto con la aprobación en pleno de las permutas de terreno necesarias para eliminar este peligroso punto negro

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

El gobierno de Los Corrales de Buelna ha aprobado en pleno dos permutas de terreno necesarias para la ejecución del plan de reordenación del tráfico entre Lombera y el Bardalón, al norte del casco urbano, eliminando un peligroso punto negro en un tramo especialmente estrecho y sinuoso de la carretera que comunica ambos barrios. Para cerrar el proyecto, presupuestado en 303.000 euros, se dio el visto bueno a dos permutas que suman apenas 31 metros cuadrados valoradas, también en conjunto, en 2.100 euros. PSOE, PRC e IU votaron a favor, mientras el PP se abstuvo por falta de información general sobre el proyecto.

La intención es acabar para siempre con uno de los puntos negros de tráfico más peligroso del casco urbano, un tramo de carretera en el barrio de Lombera estrecho, de doble sentido, en curva y sin ninguna visibilidad que ha causado ya varios accidentes y más de un susto. Para que esa situación no vaya a más, desde la Concejalía de Obras e Infraestructuras se lleva trabajando desde el inicio de la legislatura en la búsqueda de una solución que supondrá la remodelación del tráfico en ese barrio, desde la rotonda de acceso al viaducto que salva las vías del tren hasta la entrada al parque Juan XXIII, cambiando la actual fisonomía de la calle Ramón y Cajal.

Las obras consistirán en la reducción de la rotonda existente al final del viaducto para facilitar el tránsito de grandes transportes y habilitar la salida hacia la nueva calle que se abrirá en lo que es ahora una parcela degradada. La rotonda se extenderá hacia el norte, urbanizando ese espacio hasta una casa que servirá como separación para los dos sentidos que se habilitarán en la carretera que llega de Juan XXIII al viaducto. Además se garantizará la seguridad de los peatones con la construcción de aceras, asfaltado, señalización, saneamiento y alcantarillado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos