El mal tiempo echa por tierra el récord Guinness en Los Corrales de Buelna

El gran lazo humano formado por 6.893 persona que no pudo batir el récord. /Luis Palomeque
El gran lazo humano formado por 6.893 persona que no pudo batir el récord. / Luis Palomeque
Los Corrales de Buelna

El objetivo era reunir a más de 8.300, pero el mal tiempo hizo que 'sólo' 6.893 valientes acudieran al intento de formar el lazo humano más grande del mundo

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

No hubo récord Guinness pero pocas veces se ha conseguido reunir a tantas personas implicadas en un proyecto, todas a una con Luchamos por la Vida contra viento y marea, literalmente. No se puso reunir a más de 8.300 personas para formar el lazo humano de color rosa más numeroso del mundo como era el objetivo, pero, eso sí, no hubo ciclogénesis explosiva que parara a los 6.893 valientes que se presentaron en Los Corrales dispuestos a hacerle frente al temporal Hugo, a toda su lluvia y a sus vientos huracanados. Pasadas las 11.40 de la mañana se confirmó que no había suficientes personas para el récord. El reto era dar forma al lazo rosa humano más concurrido que se ha logrado hasta ahora, superando los 8.264 participantes del que ostentaba hasta ahora ese título, conseguido en Arabia Saudí, pero no pudo ser. La tormenta Hugo dejó a mucha gente en casa, muchos de los cerca de 9.500 que se habían comprometido a estar hoy en el Estadio Municipal de los Deportes de Los Corrales de Buelna.

Los organizadores, Noelia Ruiz Pellón, Ricardo Martínez y Vanesa Landa se subieron al escenario para dar las gracias a todos los valientes que se sumaron al reto a pesar de las condiciones meteorológicas, llegados de toda Cantabria, camiseta puesta y la emoción a flor de piel. Responsables los tres de una organización tan medida que incluso consiguieron que la jueza oficial de los récord Guinness, Lena Kulhmann, se emocionara al no poder rubricar el éxito del intento. Reconocieron que es pronto para saber si habrá una nueva ocasión, algo que pedían muchos participantes. Las personas iban saliendo del complejo municipal sin dejar de dar ánimos a Noelia, Ricardo y Vanesa, una mujer que hizo alarde de amabilidad y paciencia con cuantos le preguntaron hasta la saciedad cuestiones de organización, hasta que las lágrimas de emoción pusieron en su rostro la de miles de personas, poco después de saber que no se había superado el listón. Lo cierto es que lo más difícil se había conseguido, reunir en un día de perros a casi 7.000 personas.

Con todo, la marcha sigue batiendo récords de solidaridad, de apoyo a una cita que pregona una alimentación sana y ejercicio físico como mejores armas contra el cáncer. A las 10 de la mañana no había ya lugar a pensárselo, con largas colas en las tres bocas de acceso al lazo dibujado en el campo de fútbol del Estadio Municipal de Deportes de Los Corrales de Buelna. No había ni un hueco para aparcar y los nervios se empezaban a notar. Poco a poco el marcador fue subiendo. Pero llegar a mil se hacía eterno, a cinco mil aún más. Pasaban los minutos y los organizadores iban y venían, hacían cálculos que se quedaban cortos enseguida. No pudo ser, pero nadie se atreverá a decir que no fue todo un récord aunar tantos corazones entregados.

Entre Revilla, Díaz Tezanos, Félix Alvarez o Pablo Zuloaga entraban familias completas, deportistas de élite, artistas, responsables de empresas, y Emilio Amavisca, encargado de dar el pistoletazo de salida a la marcha posterior por las calles de Los Corrales de Buelna. El lector de códigos de barras se había parado en 6.893. Otra vez será.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos