Una draga a la deriva por un sabotaje choca y hunde un barco en Suances

La draga, a la deriva, después de que sus amarres fueran saboteados./Antonio 'Sane'
La draga, a la deriva, después de que sus amarres fueran saboteados. / Antonio 'Sane'
Suances

La Guardia Civil investiga quién cortó uno de los cabos que la amarraba a los muertos. La draga, que está embargada, lleva un año fondeada

SARA TORRE SUANCES.

Una draga fondeada en la ría de Suances, junto al puerto y frente a las antiguas canteras de Cuchía, quedó este martes a la deriva debido a un sabotaje (le cortaron intencionadamente un cabo), chocó contra una embarcación de recreo que, debido a la colisión, terminó por hundirse. Salvamento Marítimo controló la situación dado que la embarcación hundida tenía 200 litros de gasóleo. A última hora de la tarde, el barco fue reflotado y, según fuentes de Salvamento Marítimo, no había signos de contaminación. La Guardia Civil investiga lo sucedido con la draga y los motivos de haber quedado a la deriva. La draga había sido instalada en la ría de Suances por una empresa privada hace ya más de un año, se encuentra embargada y cumplía las normas de seguridad, que obliga, entre otros aspectos, a contar con doble muerto. «Se ha cortado un cabo que la amarra a los muertos, ha garreado, ha hecho una deriva y el barco al que ha golpeado se ha hundido», explicó este martes a este periódico el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, que por la mañana se puso en contacto con el el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, «para tranquilizarle y que fuera conocedor de que desde Salvamento Marítimo se tenía el control de la situación».

El gasóleo que portaba la embarcación es una cantidad muy pequeño, por lo que por lo que, teniendo en cuenta que es un combustible muy volátil, no había indicios de que se pudiera generar algún tipo de contaminación.

El propio delegado del Gobierno pidió «total tranquilidad», porque «Salvamento Marítimo tiene mucha experiencia y mucho conocimiento y permanece en vigilancia de la situación».

Salvamento Marítimo controló la situación y, tras reflotar el barco hundido, comprobó que no había signos de contaminación

La draga lleva casi un año fondeada y estuvo trabajando en las obras de canalización de la tubería de Solvay, en Usgo. El alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, señaló a este periódico que, «con los cuatro cables amarrados», supone «un peligro» porque con el volumen y el peso que tiene las corrientes la pueden girar y puede perder el control. «Imagínate que en vez de soltarse hoy se suelta el día del Carmen, cuando pasábamos gran cantidad de gente en procesión», comentó este martes el regidor. Recordó que la «draga estuvo funcionando al principio y después quedó amarrada y medio precintada», por lo que desde hace un tiempo se viene pidiendo desde el Ayuntamiento información «de palabra y por escrito, al jefe de la Demarcación de Costas, al consejero de Obras Públicas, al director general de Puertos y a la Comandancia de Marina para ver de quién es esa draga y por que tiene que estar ahí».

La Agrupación de Protección Civil de Suances también han denunciado que la draga supone un peligro para la navegación de las embarcaciones que cada vez más utilizan esa zona. Y precisamente habían reforzado su petición con motivo de la fiesta del día del Carmen y su multitudinaria procesión marítima.

En la mañana de este martes, uno de los miembros de esta agrupación, Álvaro Gutiérrez, vio desde su casa cómo la draga iba moviéndose y pudo comprobar de primera mano las consecuencias, pero sin poder acercarse por carecer de embarcación. «Desde hace tiempo venimos demandando contar con un apoyo marítimo para asistir a los vecinos en situaciones como éstas u otras, considerando la gran cantidad de eventos deportivos y también los eventos religiosos que se celebran en el municipio», indicó Gutiérrez.

Fotos

Vídeos