San Felices vuelve a pedir la paralización de la corta de troncos en sus parcelas

Las parcelas están situadas en el monte Tejas de San Felices
Las parcelas están situadas en el monte Tejas de San Felices

Los empleados de la empresa maderera aseguraron que tenían autorización judicial, algo que pone en duda el Ayuntamiento

NACHO CAVIASan Felices de Buelna

El Ayuntamiento de San Felices de Buelna ha vuelto a mostrar su enfado con la empresa Álvarez Forestal por haber reanudado la corta de árboles y la retirada de madera en tres parcelas que el Consistorio considera suyas, una semana después de que la Guardia Civil paralizara esa actividad a instancias del alcalde, José Antonio González Linares. Cuanto todo apuntaba a que sería la Justicia la que decidiría sobre la propiedad de las parcelas, los árboles aún en pie y la madera cortada, este fin de semana una comisión municipal tuvo que acudir de nuevo al monte Tejas al comprobar que la empresa estaba cortando más árboles y llevándose los troncos que quedaban.

Los concejales, entre ellos el de Montes, Borja Gutiérrez, insistieron en la paralización de la actuación pero los empleados aseguraron que el juez del caso había permitido los trabajos. Se requirió la resolución judicial que lo acreditara pero no la presentaron porque, según los empleados, "la tenían los abogados". Una versión que desde el Ayuntamiento se pone en duda, "ya que la única resolución judicial es la que ha dejado claro que al alcalde le ampara la ley para paralizar esa ocupación", dijo González Linares.

Muy enfadado, ayer puso en conocimiento del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la situación, pidiendo amparo ante "el daño que la empresa le está causando a un pueblo pequeño como San Felices de Buelna". El alcalde también ha hablado de "falta de respeto" por no esperar a que haya una decisión definitiva de la Justicia y de "incongruencias" porque, como explicó, a los concejales les reconocieron que las parcelas eran de titularidad pública.

Por lo demás, González Linares ha adelantado que solicitará al juez daños y perjuicios por la ocupación de las parcelas y por los "destrozos" provocados en las pistas forestales adecentadas por el Ayuntamiento y en las tuberías de agua potable que pasan por debajo de esos caminos. La presencia de "camiones dobles con remolques incluidos para llevarse a toda prisa la madera ha socavado el firme de las pistas y ha terminado afectando a la red de agua, cuya mejora nos costó cerca de 300.000 euros".

"Nosotros sí respetamos a las empresas que cuentan con muchos puestos de trabajo, pero eso no le da patente de corso a nadie", dijo el alcalde.

Recordó que hace apenas semanas tuvo que paralizar otra obra de la misma empresa, abriendo una pista sin licencia que estaba provocando la caída de grandes piedras que supusieron un riesgo para la población de Sopenilla.

El alcalde terminó señalando que seguirá "defendiendo los intereses de nuestros vecinos por encima de todo" y adelantó que "si hace falta le contaré a las televisiones nacionales lo que está pasando aquí".

Fotos

Vídeos