Miengo rechaza una iniciativa vecinal para bajar el precio del agua

Jesús Jara, alcalde de Miengo.
Jesús Jara, alcalde de Miengo. / DM

Según los demás partidos, la propuesta impulsada por Equo y centrada en reducir el IPC es ilegal y «hay que buscar otras soluciones»

Sara Torre
SARA TORRESantander

La iniciativa popular planteada ayer en el pleno dirigida a reducir la el precio del agua en Miengo no tuvo el final esperado por el partido que impulsó esta recogida de firmas, Equo más independientes, al entender los demás grupos que la propuesta, basada en la reducción del IPC, no es legal.

Ni las más de mil firmas recogidas ni la treintena de vecinos que acudieron al pleno no convencieron al alcalde ni a los ediles populares y regionalistas. Todos en la misma línea, convinieron dejar el tema sobre la mesa mientras se estudia una solución viable para los altos precios a los que se enfrentan los vecinos en lo referente a esta tasa.

Precisamente en esa línea, se aprobó la moción del Partido Popular que proponía «cambiar el régimen tarifario», como expuso la portavoz, Elena Castillo, quien explicó que su partido ha solicitado un informe y se está a la espera de recibir respuesta. «El Ayuntamiento ingresó el año pasado unos 264.000 euros en concepto de canon de saneamiento y creemos que es bastante más del verdadero coste del servicio», indicó. Por ello, Castillo pidió que el Gobierno de Cantabria adquiera sus competencias en materia de mantenimiento del suministro y de bombeos de aguas residuales y que realice las inversiones que sean necesarias en los bombeos del municipio.

«Seguiremos bajando los impuestos pero a su debido tiempo y dentro de la legalidad», dijo el alcalde Jesús Jara

Respecto a la propuesta de Equo, opinó que «el criterio de la no aplicabilidad del IPC vulnera claramente lo firmado en contrato y no tiene respaldo jurídico». «El IPC hay que aplicarlo porque el contrato es de 2007», añadió, acogiéndose a lo explicado por el interventor municipal y el secretario, quien «hizo un informe de cómo veía esa iniciativa y dejó claro que en el pleno anterior se aprobó que se subiera en base al IPC». Sobre este punto, la popular indicó que «Equo consideró que se había aprobado una subida pero lo que se había hecho era cumplir con el contrato».

El portavoz del PRC, José Manuel Cabrera, coincidió con los populares: «Todos estamos de acuerdo, pero hay que buscar una solución legal». Para ello, planteó una reunión con Ascán y señaló que «lo que el Ayuntamiento de Miengo está pagando de más son los 3.600.000 que dio a Ascán como anticipo.

«¿Quién no está de acuerdo en bajar los precios?», planteó el alcalde, Jesús Jara, que insistió como los dos portavoces mencionados en que «hay que buscar una solución legal». De hecho, aseguró que la previsión de futuro es «seguir bajando los impuestos, pero todo a su debido tiempo y dentro de la legalidad». «Lo que no puedes es bajar un impuesto por el artículo treinta y tres y más cuando el presupuesto es el que es», opinó.

En la sesión plenaria de ayer, la portavoz de Equo, Sara Gómez, reprochó la actitud del alcalde al negarse a responder a las preguntas del público. El regidor municipal opinó al respecto que «la portavoz de Equo todavía no sabe lo que es un pleno, se piensa que esto es un circo y quiere ser protagonista».

También le llovieron críticas al equipo de gobierno sobre la ausencia de respuesta a los escritos presentados, al opinar el portavoz regionalista que «no están capacitados para llevar un Ayuntamiento».

En cuanto a otros asuntos que salieron adelante en el pleno, estuvo la moción de Equo sobre la plusvalía dirigida a bonificar a los vecinos con un 95% siempre que el bien transmitido vaya a ser vivienda habitual. También se aprobaron varias mociones del PP además de la relacionada con el estudio de la modificación e las tarifas del agua. Una de ellas iba referida a Valdecilla, otra era sobre el calendario escolar y otra se refería a un plan de empleo para los colectivos especialmente vulnerables.

Fotos

Vídeos