Suances exigirá al Gobierno «depurar responsabilidades» por la contaminación en las playas

Los bañistas no pudieron bañarse en aguas de Suances el pasado fin de semana./Antonio 'Sane'
Los bañistas no pudieron bañarse en aguas de Suances el pasado fin de semana. / Antonio 'Sane'

El Ejecutivo destaca la «calidad» de las aguas de Cantabria pese a «problemas puntuales»

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

El agua de Suances ha recuperado ya la «calidad sanitaria». Lo dice el Ayuntamiento de la localidad tras recibir la correspondiente comunicación de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Cantabria, en la que se da cuenta de la última analítica; pero de fondo persiste la indignación.

Por eso el consistorio ha solicitado una reunión con los responsables regionales para «depurar responsabilidade» por lo ocurrido el pasado fin de semana, cuando se prohibió el baño en varias playas del municipio.

El Gobierno de Cantabria ha llamado a la tranquilidad ciudadana. Se ha apresurado a destacar la «calidad» de las aguas, pese a «problemas puntuales» que se detectan también, según el Ejecutivo, porque se «mide más» que en otras comunidades autónomas. «No tenemos peor situación que la de Asturias o País Vasco, pero aquí medimos más, para que haya más seguridad», ha explicado el consejero de Turismo, Francisco Martín.

«No tenemos peor situación que la de Asturias o País Vasco, pero aquí medimos más la calidad del agua, para que haya más seguridad» Francisco Martín

El alcalde, Andrés Ruiz Moya, ha subrayado que los datos de las últimas muestras tomadas «ratifican» que La Concha, La Ribera y La Riberuca «han vuelto a la normalidad» y en consecuencia «han recuperado su condición de apta para el baño». Pero al mismo tiempo ha indicado que en el Ayuntamiento ya están trabajando en «la búsqueda de soluciones para que esta situación no vuelva a producirse».

Se han abierto varias líneas. Por un lado, se han mantenido contactos con las diferentes administraciones implicadas (Mare, Medio Ambiente, Sanidad y Salud Pública) para «evitar que vuelva a producirse una incidencia similar». Ruiz Moya ha adelantado que la próxima semana mantendrá una reunión con la vicepresidenta regional y consejera de Medio Ambiente, Eva Díez Tezanos, y los responsables de los diferentes departamentos involucrados.

Un encuentro al que el regidor va a invitar a participar tanto a los representantes de la oposición en el Ayuntamiento como del colectivo SOS Suances y de la hostería. Además, ha indicado que el Consistorio quiere complementar y ampliar la información existente sobre la calidad de las aguas en las playas.

Por ello, va a encargar a una empresa independiente análisis semanales, que se sumarán a los que realiza el Gobierno regional, de tal forma que se disponga de un mayor número de datos y aumenten los controles que «garanticen el buen estado de las aguas».

Monitorización continua

«Ahora tenemos la garantía, como usuarios, de que las aguas están absolutamente monotorizadas», ha señalado el consejero, para quien que se detecten «problemas puntuales» -por la temperatura del agua, las corrientes o determinados vertidos- que implican que cierto nivel (de algas, bacterias, etc) es «superior a la norma» y haya que prohibir el baño es «una garantía».

El Ayuntamiento suancino decidió el pasado viernes restringir temporalmente el baño en las playas de La Concha, La Ribera y La Riberuca por recomendación de la Dirección General de Salud Pública y tras recibir un informe en el que se detectaban parámetros biológicos en el agua «no alarmantes pero sí más elevados de lo habitual».

Nada más conocer los datos, desde el Consistorio decidió activar el mecanismo preventivo, izando la bandera roja e informando a los servicios de socorrismo, Cruz Roja y Policía. La restricción fue retirada el domingo por la tarde.

Fotos

Vídeos