Suances sancionará con hasta 3.000 euros a quienes incumplan la ordenanza de playas

Surfistas y bañistas se organizan hasta ahora por su cuenta para hacer uso de las playas de Suances./Luis Palomeque
Surfistas y bañistas se organizan hasta ahora por su cuenta para hacer uso de las playas de Suances. / Luis Palomeque
Suances

El 2 de septiembre entrará en vigor la nueva normativa que regula el uso y aprovechamiento de los arenales y fija las zonas en que se podrá practicar surf durante la temporada de baño

Sara Torre
SARA TORRESuances

Presencia de animales en las playas, práctica de juegos y deportes, limpieza e higiene, pesca, circulación de vehículos, acampadas, estacionamiento de las caravanas y varada de embarcaciones, venta no sedentaria... El Ayuntamiento de Suances podrá sancionar, a partir del 2 de septiembre con una ordenanza en la mano, a quienes contravengan lo establecido en relación con el uso y aprovechamiento de las playas del municipio.

El documento fija sanciones económicas de hasta 3.000 euros en función de la gravedad de la infracción, para lo cual se atenderá a la potencialidad del riesgo o peligro para la salud y seguridad de las personas, al medio ambiente y al entorno en general. La cuantía se reducirá a la mitad si se abona antes de diez días.

El objeto de la ordenanza es, en definitiva, regular las condiciones generales de utilización y disfrute de los usuarios de las playas en aras a la seguridad, la salud pública y la protección del medio ambiente, al tiempo que se regulan las actividades que se practican en la playas promoviendo la calidad de los servicios que se prestan.

«Hasta ahora todo ha funcionado correctamente gracias a la predisposición de los usuarios» Andrés Ruiz Moya, Alcalde de Suances

«Esta ordenanza de playas era necesaria para que la gente tenga los mínimos problemas» Andrés Ruiz Moya, Alcalde de Suances

La normativa, publicada recientemente en el BOC, prohibe la presencia de animales en todas las playas del municipio, salvo en el área acotada en el arenal de Riberuca. Y en todo caso, prohibe que los perros vayan sueltos. El propietario o acompañante será responsable de la actuación que el animal realice y de los perjuicios que ocasione. Así, cobran valor las señales que el Ayuntamiento ya instaló hace un tiempo «sugiriendo más que prohibiendo», como explica el alcalde, Andrés Ruiz Moya, que comenta que «sin una ordenanza no se podía sancionar». De la misma manera, anima a vecinos y visitantes a que hagan uso de la playa de La Riberuca, habilitada para acudir con animales, «que tiene unas muy buenas condiciones». «Entendemos que tener una ordenanza de playas es importante porque es una forma de controlar y regular la situación en nuestros arenales y en los últimos tiempos se precisaba de ese ordenamiento y ese control para que la gente a la hora de usarlas tuviera los mínimos problemas posibles», considera el alcalde, quien asegura que pese a ello, el funcionamiento hasta ahora era correcto sin existir regulación, «gracias a la voluntad y predisposición de los usuarios».

El mayor punto de controversia, según indica el regidor, «pudo haber surgido con los surfistas» si bien Ruiz Moya reconoce que «no ponen trabas y se ajustan a lo que se ha negociado para practicar su deporte sin que suponga un peligro para los bañistas». Para la práctica de surf, windsurf, kitesurf y otros deportes similares durante la temporada de baño (los meses de junio, julio, agosto y septiembre) se establecen zonas en las diversas playas, aunque se fija de forma especial en las de Los Locos y La Concha, arenales en los que de forma tradicional más número de aficionados se dan cita.

La calidad de las aguas es objeto del artículo decimocuarto de la ordenanza, en el cual se establece que durante la temporada de baño el Ayuntamiento facilitará a través de la web municipal www.suances.es, información actualizada sobre la calidad de las aguas de baño. De igual forma, se regula el servicio de salvamento y socorrismo.

Fotos

Vídeos