La alcaldesa de Camargo niega que haya «irregularidades» en la Escuela Municipal de Música

Un alumno accede a la Escuela de Música de Camargo. / María Gil Lastra
Camargo

Esther Bolado considera que cualquiera que detecte alguna anomalía debe denunciarla ante la Guardia Civil

SAMIRA HIDALGO CAMARGO

«Me parecen muy graves las acusaciones», así describió la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, las declaraciones vertidas sobre la supuesta mala gestión y falta de transparencia en la Escuela Municipal de Música. Bolado animó a que, en caso de haber detectado cualquier anomalía al respecto, los afectados aporten pruebas a la Guardia Civil.

Sobre la normativa vigente, la alcaldesa aseguró que está aprobada «entre otras personas, por Jorge Crespo -concejal de IU-, el mismo que se queja ahora de su funcionamiento». Además, quiso destacar que el tratamiento de esa normativa «va a través de los técnicos y no tiene ningún tratamiento político», por lo que, no considera de recibo que se ponga en duda el trabajo de los técnicos.

Otro de los temas que adquirió protagonismo en el último Pleno fue la preocupación por aquellos alumnos que se quedan sin plaza en la escuela. «Hay algunos instrumentos que tienen más demanda, como guitarra o piano. Los alumnos que se quedan fuera es, porque al ofrecerles la segunda o tercera opción, no la quieren. Ninguno se queda sin plaza habiendo horas libres. Además, cuando van a realizar la inscripción se les informa de los que ya están ocupados», recalcó la dirigente, asegurando que «los profesores de los instrumentos más demandados están a jornada completa» y que «se pueden subir las horas de los docentes, pero están adecuadas a la demanda». «Ojalá todos los profesores estuviesen a tiempo completo», indicó.

Con respecto al estado de las aulas, Bolado afirmó que «es totalmente incierto que las clases estén en malas condiciones». La alcaldesa hizo referencia a la Ordenanza Municipal, algo que «hay que cumplir. Que en alguna aula salga una humedad que ocupe tres dedos, no me parece un hecho tan relevante como para tener que cerrarla».

Error de denominación

En cuanto a las discrepancias sobre la denominación de la oferta de estas enseñanzas musicales, la portavoz del gobierno aclaró que «son talleres de música». De hecho, reconoció haber tenido un error en la impresión de los folletos en los que se define como Escuela de Música: «nos gastamos unos 1.500 euros y decidimos dejarlos así». Además, en el cartel de la entrada a las instalaciones también se da este error, «algo que se enmendará en los próximos días». Por último, quiso desmentir las declaraciones de Crespo, asegurando que «jamás se ha insinuado por parte de este equipo de gobierno la voluntad de cerrar el taller de música, ya que intentamos fomentar la cultura todo lo que está en nuestra mano».

Fotos

Vídeos