El PP de Camargo tiene en sus manos la llave para aprobar los Presupuestos

El grupo Popular de Camargo, que lidera Diego Movellán, se reune este jueves para decidir si vota a favor de aprobar los presupuestos del municipio o no. /Alberto Aja
El grupo Popular de Camargo, que lidera Diego Movellán, se reune este jueves para decidir si vota a favor de aprobar los presupuestos del municipio o no. / Alberto Aja
Camargo

Tras la falta de apoyo del edil no adscrito y del de IU, el equipo de gobierno depende del apoyo de los populares para aprobar las cuentas de 2018

María Causo
MARÍA CAUSOMuriedas

El culebrón de los Presupuestos de 2018 en Camargo podría estar cerca de llegar a su fin. Y es que la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento se reunió la semana pasada para debatir el documento económico del municipio que este año que asciende a un total de 30.078.200 euros. No obstante, todas las miradas están puestas en la actuación del grupo municipal Popular, que tiene en sus manos la llave para aprobar las cuentas.

Por eso, la ejecutiva del PP camargués se reúne este jueves a las 18.30 horas para decidir si apoya o no el Presupuesto municipal que el equipo de gobierno lleva también al pleno extraordinario convocado también para este mismo jueves a las 19.30 horas en el salón de plenos de la Casona.

El voto de los populares es clave debido a la situación de minoría en la que se encuentra el bipartito que encabezan la regidora socialista, Esther Bolado, y el primer teniente de alcalde y regionalista, Héctor Lavín, tras la ruptura con su socio de gobierno, Marcelo Campos, expulsado de Ganemos y a quien el bipartito retiró la responsabilidad de gestionar la Concejalía de Servicios Sociales por la presunta comisión de irregularidades.

El pleno también contempla retirar la retribución al portavoz de IU, Jorge Crespo

Por su parte, IU también abandona su apoyo al equipo de gobierno en las cuentas. De hecho, esta negativa se materializará este jueves en la sesión plenaria en la que, a instancias de PSOE y PRC, se votará también la retirada de las retribuciones a su portavoz Jorge Crespo, quien se convirtió al inicio de la legislatura en el primer portavoz de la oposición de Camargo en percibir una retribución salarial por su labor.

El portavoz del grupo municipal popular, Diego Movellán, ha explicado que «dada la repercusión de la decisión que se adopte, hemos solicitado que la decisión final recaiga en el órgano que representa más ampliamente a los 1.000 afiliados con los que cuenta el partido más votado en las pasadas elecciones municipales».

Propuesta de gobierno

Desde el equipo de gobierno, se destaca que el documento que se presenta permitiría a Camargo «atender un año más a quienes están atravesando por dificultades económicas o laborales» y sigue teniendo como base el «compromiso social y el bienestar de los camargueses» a través del «refuerzo de las políticas sociales y educativas, así como las políticas de empleo».

El bipartito quiere «afianzar» el camino en materia social, por eso ha dotado al Presupuesto con unos créditos iniciales en el ámbito de las políticas sociales- con la presión del PP- de 1.808.498 euros frente a los presupuestos de 2016 y 2017. Destacan, por ejemplo, la creación de una partida de 30.000 euros para poner en marcha un Programa de Intervención Familiar, así como una partida de 8.500 euros en subvenciones a la discapacidad y 1.500 euros destinados a otras subvenciones que se concedan a asuntos sociales.

Además, la sesión plenaria vuelve a abordar la modificación de crédito de 1,9 millones de euros propuesta por el equipo de gobierno (PSOE-PRC), destinada a poner fin a la deuda que el Consistorio tiene contraída con las entidades financieras.

Esta medida tiene como finalidad cumplir con la Ley de Estabilidad Presupuestaria elaborada por el Gobierno nacional que obliga a aquellos ayuntamientos que tengan superávit, como Camargo, a acometer en primer lugar la amortización de deuda de forma anticipada, por lo que el voto contrario a esta propuesta podría tener consecuencias legales para aquellos ediles que emitieran su voto en sentido opuesto.

Se trata de una propuesta que, en el pasado pleno ordinario, quedó sobre la mesa a propuesta de IU con el respaldo del PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos