Una cantera con mucho futuro

Un grupo de alumnos entrena en uno de los bancos de remo con los que cuenta la entidad. /María Gil Lastra
Un grupo de alumnos entrena en uno de los bancos de remo con los que cuenta la entidad. / María Gil Lastra

El Club de Remo Valle de Camargo está viviendo un momento único en su cerca de cuarenta años de historia al contar en sus filas con 120 deportistas

SAMIRA HIDALGOCamargo

Apesar del delicado momento que atraviesa el remo cántabro, el Club de Remo Valle de Camargo, fundado en 1979 por unos aficionados del municipio, se encuentra en una situación nunca antes vivida con 120 remeros que entrenan en las instalaciones municipales de Punta Parayas. Desde sus inicios, el club tuvo claro que el trabajo con las categorías inferiores debía ser la piedra angular del proyecto que, después de casi cuatro décadas, sigue teniendo el mismo objetivo: trabajar con y por la cantera.

Una de las muestras del trabajo realizado desde su fundación llegó en el año 2010, cuando Camargo ascendía a la Liga San Miguel para competir con las mejores traineras. Un sueño que, aunque sólo duró un año, se consiguió con una plantilla conformada en su totalidad por remeros cántabros, de los cuales cerca de un 80% eran camargueses. Un hecho que, como indica el presidente del club, José Francisco Soria, consiguieron con los mismos métodos que usan ahora: «Siempre hemos tenido los pies en el suelo, trabajando la cantera y sin deber dinero a nadie, unos conceptos que mantendremos en el futuro para conseguir grandes logros», resume.

El club, que también se encarga del funcionamiento de la Escuela Municipal de Remo fundada por el Ayuntamiento en 1981, ha sufrido bastantes altibajos a lo largo de su historia, encontrándose ahora en un gran momento. «Jamás pensamos que pudiésemos llegar a tener los chavales que tenemos ahora. La aceptación ha sido tal que, afortunadamente, nos hemos visto desbordados. En la escuela contamos con 90 niños, además de los 30 remeros de la categoría absoluta, por lo que podemos decir que, en el día a día, trabajamos con 120 deportistas, una cifra que jamás habíamos alcanzado», aseguró satisfecho Soria.

La escuela cuenta con 90 niños a los que hay que sumar los 30 remeros profesionales

Uno de los aspectos a destacar dentro del funcionamiento de la escuela, es que los alumnos participan en diferentes disciplinas tanto de banco móvil como de banco fijo. Uno de estos remeros es Ismael Rodero que, con 15 años, lleva tres inmerso en este deporte: «El remo engancha, al principio me costó mucho manejar el tema de la coordinación, pero con entrenamiento se mejora. Además, ya he competido en varias pruebas de banco fijo y banco móvil y espero mejorar estos resultados el año que viene, así que en cuanto salga el calendario empezaré a pensar en las pruebas para estar lo más arriba posible».

La preocupación por la cantera se lleva a la práctica con la organización de cursos de verano, que les han permitido captar nuevos remeros y remeras. Uno de los monitores es Alberto Losada, quien destacó el «gran avance que ha tenido el club durante los últimos años en su trabajo con la cantera gracias a la creación de estos cursos». Paula Gutiérrez, de 9 años, es un claro ejemplo de lo que se ha conseguido con el trabajo realizado en verano: «El año pasado iba a ver a mi hermana a las regatas, me gustó mucho y decidí apuntarme», explicó la remera, quien coincide con su compañera Lucía Tejedor, de 9 años también, en que «salir al agua es lo mejor».

Asignatura optativa

Por su parte, Cristina Tacu y Sara Vázquez, dos de las monitoras encargadas de impartir las clases, explicaron de esta manera las distintas actividades que se llevan a cabo durante la hora y media que se imparte de asignatura: «Ellos tienen un manual a través del cual les explicamos la historia del remo, tanto de banco fijo como de móvil, para después iniciarles en la práctica poco a poco. Primero en el foso, después en el ergómetro y, por último, en el agua», apostillan.

Cantera, pasión y deporte. Tres conceptos que han convertido al Club de Remo Valle de Camargo en mucho más que un equipo.

Fotos

Vídeos