IU no dará su confianza a la alcaldesa de Camargo pero tampoco respaldará una moción de censura

Imagen de archivo tras el acuerdo poselectoral entre PSOE, PRC e IU/Sane
Imagen de archivo tras el acuerdo poselectoral entre PSOE, PRC e IU / Sane
Camargo

Si la cuestión de confianza no sale adelante, PSOE-PRC deberán esperar un mes para que los presupuestos queden aprobados, siempre y cuando una moción de censura no desbanque a Bolado

DM .
DM .Santander

Izquierda Unida no dará este miércoles su confianza a la alcaldesa de Camargo pero tampoco respaldará una hipotética moción de censura. IU votará en contra de la cuestión de confianza a la que se someterá Esther Bolado en el Pleno extraordinario de mañana miércoles, pero en ningún caso dará su firma para una moción de censura, contra la regidora camarguesa.

Ello supone que, pase lo que pase en el Pleno de este miércoles, el equipo de Gobierno PSOE-PRC, en minoría en la Corporación, tiene garantizada su continuidad y, a la vez, la aprobación, como mucho en un mes, de los presupuestos de 2018, que ascienden a 30 millones de euros y que el jueves pasado fueron rechazados en bloque por toda la oposición.

La asamblea de IU se reunirá este martes por la tarde para decidir «formalmente» su voto, aunque, según ha explicado el portavoz municipal, Jorge Crespo, ya lo han debatido y tienen clara su posición porque preveían este escenario desde hace tiempo. Bolado ha recurrido a este medio -la moción de confianza- para poder sacara adelante los presupuestos. Sin embargo no parece probable que la moción de confianza, para la que se necesita una mayoría simple, salga adelante. Es poco probable que el PP, que pese a negociar durante semanas los presupuestos no los respaldó- apoye ahora a la alcaldesa en esa moción de confianza.

En declaraciones a Europa Press, Crespo ha afirmado «en el fondo, lo que buscan» PSOE y PRC con la cuestión de confianza es «deslizar» en la opinión pública la posibilidad de un posible acuerdo entre PP e IU, «cuando todo el mundo que me conoce sabe que eso es imposible», ha insistido Crespo, quien recuerda que su formación se ha caracterizado por «expulsar a los concejales que pactaban con el PP», como ocurrió con Chaves en San Vicente de la Barquera y Salvador Hierro en Castro Urdiales. En su opinión, PSOE y PRC tienen prisa por presentar la cuestión de confianza porque en mayo ya no pueden, dado que la ley prohibe presentar mociones de censura en el año anterior a las elecciones.

Con el voto en contra de IU, formación que apoyó desde la oposición la investidura de Bolado como alcaldesa en virtud de un acuerdo de 15 puntos que consideran incumplido, la única posibilidad de que la regidora socialista consiga la mayoría simple necesaria, pasaría por la abstención del PP, que tiene 10 de los 21 concejales de la Corporación.

Sin embargo, el portavoz popular y exalcalde, Diego Movellán, ya advirtió el jueves que la cuestión de confianza es «un sufterfugio legal» para aprobar los presupuestos sin apoyos, y que por esa vía «se cerrarían todas las opciones de diálogo». El PP es partidario de continuar con un presupuesto prorrogado y ha ofrecido al equipo de Gobierno apoyos puntuales para aprobar cuestiones «de impacto positivo para los vecinos».

Si la moción de confianza saliera adelante, el presupuesto de la coalición PSOE-PRC quedará automáticamente aprobado, y si no, se abrirá un plazo de un mes para que los grupos de la oposición presenten una moción de censura con proyecto y candidato alternativo. Algo a lo que IU ya se ha negado.

En todo caso, y aún en el supuesto de que el PP decidiera promover una moción de censura contra Bolado, para conseguir la mayoría absoluta necesaria para registrarla (11 concejales de 21) necesitaría la firma de al menos uno de los dos concejales de IU, dado que en este caso la de Marcelo Campos no contaría por ser concejal no adscrito. El voto del exconcejal de Servicios Sociales, expulsado de Ganemos y del equipo de Gobierno, sí que contaría como el del resto de los ediles en una hipotética votación posterior.

Sin embargo, Crespo ha rechazado de plano toda posibilidad de llegar a ese escenario. «No hay confianza en la alcaldesa porque no cumple lo acordado, pero de ahí a un acuerdo con el PP hay un mundo», ha comentado el portavoz de IU. Si transcurrido el plazo de un mes no se presenta la moción de censura, el presupuesto de 2018 quedará automáticamente aprobado en los mismos términos en los que llegó a Pleno y fue tumbado por la oposición la semana pasada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos