La Policía de Camargo detiene al conductor que atropelló a una mujer en Muriedas y se dio a la fuga

El atropello ocurrió en un paso de cebra de la calle Marqués de Villapuente, en Maliaño./
El atropello ocurrió en un paso de cebra de la calle Marqués de Villapuente, en Maliaño.

El hombre fue detenido en su propia casa y dio positivo en las pruebas de alcoholemia | La víctima fue socorrida por testigos antes de ser trasladada a Valdecilla con pronóstico reservado

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZCamargo

La Policía Local de Camargo y la Guardia Civil han conseguido localizar y detener a un conductor que ayer por la noche atropelló a una mujer que cruzaba un paso de peatones en Muriedas. La víctima sufrió importantes heridas y quedó tendida en el asfalto, mientras el presunto culpable del siniestro se daba a la fuga.

Este atropello, ocurrido el lunes sobre las 21.00 horas, fue presenciado por varios testigos, que vieron cómo una furgoneta blanca atropellaba a la mujer «lanzándola a unos diez metros, dándose a la fuga y dejándola agonizando (...)». Hasta tuvo que «esquivarla» para poder escapar del lugar, según el relato de una de las personas que estaban allí y que llegó a anotar la matrícula de la furgoneta, una acción que sirvió para que los policías averiguaran su identidad y acabaran atrapándolo en su propia casa. El grupo de personas que vio lo ocurrido acudió en ayuda de la mujer, «quitándonos nuestros abrigos, bufandas y tapándola con un paraguas hasta que llegaron los servicios de emergencia», dijo una testigo.

La Policía Local camarguesa, con la ayuda de la Guardia Civil, detuvo después al conductor de la furgoneta y lo trasladó al cuartel, donde se le practicó la prueba de alcoholemia y dio positivo. Esta mañana, este individuo permanecía en dependencias policiales mientras los agentes ultimaban el atestado. Se han abierto diligencias por omisión del deber de socorro y también por conducir bajo los efectos del alcohol.

Según ha podido saber este periódico, la víctima, una mujer de 51 años, fue atendida por el personal sanitario de una ambulancia de Soporte Vital Avanzado (UVI móvil). Tras ser estabilizada en el lugar del accidente, fue trasladada a Urgencias del Hospital Valdecilla «policontusionada, consciente y con pronóstico reservado».

Además

Un día después del suceso, la mujer se encuentra «estable». Además de las múltiples contusiones, sufre una fractura de pelvis, por la que será intervenida.

«Escuché un sonido de agonía»

«Cuando aparqué mi coche escuché un sonido como de agonía. Me asomé y vi a una mujer tirada en el suelo, junto a restos de un limpiaparabrisas. No se movía, estaba boca abajo, toda ensangrentada, con la cara amoratada...», relata una de las testigos, aún conmocionada por lo ocurrido, pero a la vez satisfecha por la respuesta de la gente. La víctima estaba en medio de la calzada, en la calle Romea, en una transversal de la Avenida de la Libertad. Al ver el cuerpo tendido, los coches comenzaron a detenerse para prestarle socorro. «Llegamos a juntarnos unas ocho personas, que dimos aviso al 061 y a la Policía Local, mientras cuatro de nosotros tapábamos a la mujer, que no hablaba, solo emitía lamentos de dolor», añade la misma testigo, que prefiere no revelar su identidad por temor a posibles represalias «porque en Maliaño nos conocemos todos».

Según comentó el grupo de viandantes, el vehículo debía de llevar «una velocidad excesiva» por la distancia a la que fue lanzada la mujer cuando cruzaba la calle. Hubo un hombre que lo vio todo, después de escuchar «el ruido del golpe». Observó la maniobra de huida, la dirección que tomaba -«giró a la derecha desde la Avenida de la Libertad»- y hasta le dio tiempo a anotar la matrícula.

A la llegada de los agentes y de los sanitarios del 061, la mujer ya pudo articular palabra, «dijo cómo se llamaba y el nombre de su hija, para que la avisaran». Hoy, esta testigo acaba de saber que la mujer está fuera de peligro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos