El PP de Camargo y sus siete pedáneos recurren el trazado de la línea de alta tensión Astillero-Cacicedo

Los vecinos de la zona se oponen al trazado planteado por REE/J. Lastra
Los vecinos de la zona se oponen al trazado planteado por REE / J. Lastra

Red Eléctrica Española ya ha confirmado la imposibilidad de cambiar el trazado basándose en informes técnicos

DM .
DM .Santander

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento y sus siete alcaldes pedáneos han presentado recurso de alzada contra el trazado de la línea de alta tensión Astillero-Cacicedo.

De esta forma, muestran su apoyo a las acciones que la Plataforma Ciudadana Fuente Genoz está desarrollando para solicitar que se revoque la autorización concedida al trazado de la línea de Red Eléctrica (REE), y a su «justa reivindicación» ante una medida que de llevarse a efecto, «generaría un daño difícil de paliar en la vida y propiedades de muchos de nuestros vecinos y un impacto negativo en el territorio que tenemos el compromiso de defender».

El portavoz municipal del PP y exalcalde de Camargo, Diego Movellán, ha afirmado que ni la alcaldesa, la socialista Esther Bolado, ni la Junta Vecinal de Escobedo, única de las ocho presidida por el PSOE, «han mostrado su apoyo a las reivindicaciones a quienes tratan de evitar que el entorno de sus viviendas se vea atravesado por tendidos eléctricos que pueden afectar a su salud y seguridad».

El también diputado nacional del PP ha lamentado que «los vecinos de Camargo no están siendo adecuadamente representados ni defendidos por el equipo de Gobierno en una situación que de no revertirse ahora, va a tener consecuencias en Camargo durante décadas».

Quejas previas

La línea, que discurriría a lo largo de 8,1 kilómetros, ya produjo las protestas de numerosos vecinos de Cacicedo desde su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria al entender que la línea pasaría a escasos metros de algunas urbanizaciones de la localidad.

De esta manera, propusieron un trazado alternativo por los márgenes de la Autovía S-30, una propuesta que REE se encargó de echar por tierra presentando un informe técnico en el que detalló las razones de su negativa.

En el mes de junio, Movellán se apoyó en sus contactos ministeriales para señalar que avanzó que el personal ministerial «no ve inconveniente» a aprovechar el suelo de dominio público de la S-30, aunque más problemas sí que daría el tramo que afecta a la A-67 al disponer de menos espacio para emplazar la línea eléctrica en los márgenes de la carretera. «Estamos a contrarreloj», afirmó Movellán, que dijo que estaban a la espera del informe favorable para posteriormente hablar con REE para «ver su voluntad real de cambiar el proyecto una vez que está ya tan avanzado». Ese cambio no tendrá lugar.

Movellán ha animado además al primer teniente de alcalde, el regionalista Héctor Lavín, «a ser valiente» y a reclamar ante su compañero de partido, el consejero de Industria, Francisco Martín, «la marcha a tras de la calificación del proyecto como de utilidad pública».

Sin posibilidad de cambio

Para evitar que la línea pasase a escasos metros de algunos chalés del barrio de Genoz, en Cacicedo, los afectados propusieron desviar el trazado por los márgenes de la Autovía S-30. Sin embargo, la negativa de los representantes de la empresa no se hizo esperar basando su postura no sólo en informes técnicos sino también en «su trayectoria dentro de la propia empresa», al aducir que el Ministerio de Fomento sólo ha autorizado una vez en su historia que una obra de este tipo ocupara parte de las lindes de una autovía. Así lo defendieron en la reunión celebrada el pasado mes de julio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos