«Este valle me aporta libertad de existencia»

«Este valle me aporta libertad de existencia»
María Gil Lastra

Roberto Orallo vive desde hace tres décadas en Cacicedo

SAMIRA HIDALGOCamargo

El pintor santanderino Roberto Orallo cuenta con una enorme trayectoria artística. Este cántabro enriqueció su talento innato con su formación en Bellas Artes en la Escuela San Carlos, situada en Valencia. Además, es catedrático en dibujo y fue director de la Escuela de Arte nº1 de Cantabria. Nacido en 1947 en El Sardinero, se afincó hace más de tres décadas en Cacicedo, donde continúa con sus creaciones artísticas. El Centro Cultural La Vidriera acoge tres de sus obras y, en la actualidad, Orallo se encuentra inmerso en un proyecto, el de la próxima exposición en el Palacete del Embarcadero.

–¿Cómo llegó al municipio?

–Llegué hace treinta y dos años para acercar este estudio entre Camargo y Santander. Este Valle me aporta libertad de existencia. Puedo ver salir el sol, contemplar el ocaso y más tarde, en mis noches, ver cómo la luna transcurre. Éste es el mejor alimento que he podido hallar. A nivel artístico, concretamente, creo que la Asociación Genoz ha apoyado mi creación. Por mi parte, dentro de lo que me permite mi espacio y tiempo, también estoy dispuesto a ayudar a la asociación, de la cual soy socio de honor y cofundador.

–¿Cuál ha sido su última participación en Camargo?

–He acompañado a Juan Salmón, presidente de la Casa Genoz, para montar la exposición ‘Ocho mujeres, ocho propuestas’, con motivo del fin de ciclo de la Asociación y como homenaje al Año Internacional de la Mujer.

–¿Cómo se inició en la pintura?

–Naces con algo que se va alimentando, que es nuestra existencia. Creo que es algo natural. En el mundo real, me formé en mis estudios relacionados con el arte. Mi primera exposición, la más importante, fue en la Galería Sur con el galerista Manuel Arce en 1974.

–Además de esta muestra, ¿en qué otras exposiciones ha estado presente?

–He participado en varias exposiciones en ciudades como Valencia, Ciudad Real, Bilbao, Madrid, Palencia, Pamplona, Cádiz o Barcelona. A nivel internacional, mis pinturas se han mostrado en Munich, Montlucon, Versalles, México, Lisboa, Nueva York, Milan o Chicago. En cuanto a las muestras en nuestra región, mis obras han estado presentes en localidades como Meruelo, Noja, Laredo, Santander, Torrelavega, Puente Arce, Miengo, Beranga o San Vicente de la Barquera y, por supuesto, en Cacicedo y Muriedas.

–¿Cómo definiría el estilo de sus pinturas?

–La verdad es que conozco por la historia los movimientos artísticos y tengo que decir que desde la Prehistoria hasta hoy todas las corrientes me han alimentado. Me considero un artista figurativo con una gran tendencia al humanismo.

–¿Algún lienzo suyo clave para usted?

–Existen, para mí, muchas obras queridas pero recordaré a ‘Metamorfosis’, que surgió como un homenaje a la obra ‘El Jardín de las Delicias’, de El Bosco, una obra que siempre que iba al Museo del Prado me hacía permanencer junto a ella. También está ‘Catarsis’, que cuenta la historia de una noche convulsa para un personaje que busca un edificio emblemático y en él encuentra momentos de su vida.

–¿Además de sus lienzos, también crea murales, ¿cómo nació esa inquietud?

–Siempre he pensado en obras que se pudieran ver desde lejos, de yo verme en andamios para poderos ver desde arriba. Uno de los murales que creo importante es el de La Torre Del Rhin, hoy Maremondo y con problemas de mantenimiento. Además, hay cuatro murales y una bóveda en el Palacio de Soñanes en Villacarriedo, otros murales en varios restaurantes de Santander, también en el Hospital Marqués de Valdecilla, en el IES Santa Clara de Santander y el Colegio Mateo Escagedo de Cacicedo.

–Pinta, pero también escribe, ¿cómo es su faceta literaria?

-Siempre tengo la necesidad de preguntarme. Es la fórmula para bocetar. Ya lo decían los clásicos… esas musas. Mi principal fuente de inspiración en general es leer, traducir y pensar vuestros sentimientos junto a la música para poder deciros algo.

–¿Qué hay detrás del pintor?

–Detrás del pintor está: primero Vely y, después, todo el mundo que me rodea. Vosotros, que me alimentáis y me dejáis vivir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos