El valle invierte 2.200.000 euros en obras este año

Operarios trabajan en la mejora del campo de fútbol de Escobedo. /DM
Operarios trabajan en la mejora del campo de fútbol de Escobedo. / DM

Las principales actuaciones son la rotonda de Alday, el asfaltado de La Acera, la mejora de los campos de Escobedo y Revilla y las pistas de La Maruca

SAMIRA HIDALGOCamargo

El año 2017 ha dejado en el municipio varias obras que han tenido una gran trascendencia en la población debido a las mejoras que han ofrecido a los vecinos. Cinco son las actuaciones principales que han permitido solventar cruces conflictivos, asfaltado de vías y mejoras en instalaciones deportivas.

La zona de Alday, en concreto la glorieta que se encuentra accediendo al polígono de 'Makro', era un punto conflictivo antes de realizar una inversión de unos 200.000 euros en una rotonda de unos 30 metros de radio. Según explicó el concejal de Urbanismo, Carlos González, «antes se daban numerosos pequeños accidentes porque era un cruce difícil y con una gran circulación», algo que se ha mejorado «al aliviarse la zona, siendo una actuación importante para el casco urbano de Maliaño».

Por otro lado, la Avenida Cantabria, gracias a la modificación de su firme con un coste de 110.000 euros, aproximadamente, pudo sustituir su adoquinado por un asfaltado troquelado. «Se trata de una obra muy necesaria, que se adoquinó en 2010 con una inversión de unos 300.000 euros», señaló el edil, recordando que se autorizó el paso de camiones sin estar preparado el firme para ese tonelaje, lo que derivó en el deterioro del adoquinado, por lo que esta modificación «ha sido muy bien recibida por los vecinos, dado que el mal estado de la vía generó muchos baches y ruidos. Unas molestias que no eran de recibo». Con esta obra, se pudieron arreglar los 1.800 metros cuadrados que tiene la avenida denominada como 'Acera'.

Hay una serie de proyectos que administrativamente se ejecutarán este año y físicamente en 2018

Con respecto a las instalaciones deportivas, han sido dos los campos de fútbol que han visto mejorado su campo de juego: el de Escobedo y el de Revilla, con homologación por parte de la FIFA y aptos para la competición, comprobándose el comportamiento del césped con el balón al finalizar la implantación del nuevo firme. En cuanto al primero, y gracias a un presupuesto de casi 525.000 euros con IVA y a la colaboración de la Consejería de Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, se pudo llevar a cabo una obra consistente en sustituir el césped anterior, de tierra natural, por césped artificial. González indicó que el campo del Escobedo «tiene una gran carga de uso, tanto de niños, como de mayores». También se cambió el cierre perimetral, se sustituyó el riego, una parte del alumbrado y las ocho porterías. Por su parte, el campo de fútbol de Revilla también fue arreglado tras más de dos décadas desde su última obra. Con 240.000 euros con IVA incluido, los usuarios pueden contar con un terreno de juego nuevo.

Otra de las obras en instalaciones deportivas más importantes de este 2017 fue la mejora de las pistas de atletismo de La Maruca, con un presupuesto de unos 175.000 euros. En esta ocasión se actuó en las pistas perimetrales y en la parte de la zona de carrera, debido al desgaste y al deterioro tras 26 años de uso. La realización de estas cinco actuaciones principales se debieron, según el concejal, a que «era el momento de cubrir las necesidades de las personas, aunque se trata de un presupuesto que ha venido precedido de una congelación de impuestos».

Finalizando el año

A pesar de que quedan pocos días para finalizar el año, el Ayuntamiento tiene pendiente la adjudicación de obras por un importe de 700.000 euros que se están destinando a varios proyectos. Uno de ellos y por valor de 120.000 euros se ejecutará en el barrio Ladredo, consistente en la canalización del asfaltado, la transformación de una calle de 600 metros en un sólo sentido, habilitarla con una acera, recoger las canalizaciones de los cables y colocar unos badenes reductores de velocidad. «Se trata de una obra más que se va a hacer administrativamente este año, aunque físicamente no de tiempo, por lo que tendrá lugar en 2018, a pesar de estar presupuestada con cargo a 2017», comentó González.

De este modo, se realizarán obras «que ascenderán a más de 2.200.000 euros y sin subir los impuestos», recalcó el edil.

Además, en lo que respecta a pequeñas actuaciones puntuales se ha invertido cerca de un millón de euros. Con los 580.000 euros restantes, se llevarán a cabo otros proyectos como la instalación de un parque nuevo en Escobedo que rondará los 110.00 euros; el soterramiento de la línea de alta tensión cerca del Ayuntamiento; mejorar la parte de calefacción de la vidriera y realizar pequeñas obras de asfaltado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos