«Campoo se puede sentir orgulloso de sus artistas»

La reinosana Chelo Matesanz es Doctora en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco y actualmente profesora titular de Pintura en la Universidad de Vigo

BLANCA CARBONELLReinosa

Chelo Matesanz es una de las artistas más consolidadas del panorama pictórico campurriano. Esta reinosana es Doctora en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco y actualmente profesora titular de Pintura en la Universidad de Vigo. Este verano ha regresado a Cantabria con la muestra ‘degoteo’ en la Sala Robayera de Cudón.

–¿Cómo comenzó su pasión por la pintura?

–¿Quién sabe? A veces también me lo pregunto yo. No tenía ningún referente cercano, nadie a quien mirar y que hubiera podido conducirme. Supongo que el placer que se encuentra haciendo cualquier trabajo creativo produce adicción. Pintar o leer eran las formas de tener ese placer en la infancia, pintando viajabas hacia dentro, te ensimismabas; leyendo viajabas hacia fuera, vivías otras vidas, podías ser personas diferentes, aprendías a través de las experiencias narradas, reales o imaginarias. No sé si se puede ser consciente del comienzo concreto de cualquier pasión, seguramente es algo que va sucediendo poco a poco, disfrutando en buscar explicaciones no convencionales a las cosas.

–¿Cómo ha evolucionado su obra a lo largo de los años?

–Una trayectoria artística se construye superando retos, cada vez que te planteas hacer una obra nueva vas resolviendo dificultades, negociando entre las expectativas, lo que estás buscando, y el control que tienes de los medios con los que trabajas. No es un camino recto en el que se alcance la perfección como finalidad última, sino más bien se trata de disfrutar intensamente en el proceso, y creer que siempre ha quedado algo por hacer.

«No sé si se puede ser consciente del comienzo concreto de cualquier pasión»

–Expone en estos momentos en la Sala Robayera de Cudón. ¿Cómo está siendo la acogida de ‘degoteo’?

–Estoy muy contenta con la acogida. Robayera es una sala con una excelente trayectoria expositiva, un proyecto ejemplar que cumple ya treinta años.

–¿Cómo influyen su Campoo natal y la Galicia en la que vive en su obra?

–Ambas son circunstancias de la vida e influyen cuanto menos en la cantidad de horas de coche que paso a lo largo del año. También viví bastante tiempo en el País Vasco; hoy en día, con los medios que tenemos, podemos estar en infinidad de lugares, acceder a la información rápidamente, esto sí que influye en general en la obra de todos los artistas. Percibo las diferencias en las costumbres de los lugares en los que he vivido, pero no sé hasta qué punto se podría decir que modifican de alguna manera el trabajo que hago.

–¿Qué importancia tiene para usted el movimiento artístico en Campoo?

–Todos los territorios necesitan símbolos y representantes culturales, y Campoo se puede sentir muy orgulloso de los artistas que ha tenido, y que tiene.

–Participó en la iniciativa Escaparte, puesta en marcha por el proyecto Galería Vertical. ¿Cómo fue la experiencia?

–Me parecen muy necesarias estas experiencias. En Campoo está todo por hacer a nivel institucional. Hay muchos artistas, y muy buenos; se deben apoyar las iniciativas que no sólo sirvan para mostrar puntualmente su trabajo, sino también para consolidar y convertir a la zona en un contexto de referencia para el arte.

–¿Para cuándo una exposición de Chelo Matesanz en Reinosa?

–En Reinosa concretamente no lo sé, pero estamos preparando una muestra de artistas campurrianos en el castillo de Argüeso para el próximo mes de Septiembre.

«Se debe apoyar iniciativas para convertir a la zona en un contexto de referencia para el arte»

–¿Cuáles son sus referentes pictóricos?

–No solamente pinto, utilizo muchos otros procedimientos, y los referentes cambian en función de los retos que se van sucediendo mientras trabajo; no me gustaría mencionar ninguno en concreto. Cada vez que miras de cerca a un artista, es porque ha hecho bien algo, porque ha resuelto de manera ejemplar el problema que tú tienes en ese momento; eso es para mí un referente. Ahora, si pienso en un artista que me pueda parecer admirable, el primer nombre que me viene a la cabeza es Salvador Dalí, y no solamente por su vertiente pictórica, ya que entre la infinidad de cosas que hacía, también era un gran escritor; toda su obra demuestra tener un excelente talento creativo.

Fotos

Vídeos