Un futuro para la sede de la cultura

Hace dos años se arregló la cubierta y la torre del edificio. /Blanca Carbonell
Hace dos años se arregló la cubierta y la torre del edificio. / Blanca Carbonell

El consejero de Cultura, Francisco Fernández Mañanes, ha anunciado la rehabilitación de la Casuca de la Ascensión de Reinosa

Blanca Carbonell
BLANCA CARBONELLReinosa

El Consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, Francisco Fernández Mañanes, se ha comprometido recientemente con el alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, a rehabilitar parcialmente la Casuca de la Ascensión de la capital campurriana.

Así lo aseguró durante una visita al inmueble reinosano, en el cual explicó que, el Ejecutivo Cántabro va a recuperar el edificio de su propiedad, ubicado a la orilla del Ebro en Reinosa, para después cedérselo al Ayuntamiento y que sea éste último el que finalice las obras de rehabilitación fruto de la colaboración entre las administraciones local y regional.

De esta manera, se atiende una antigua reivindicación tanto de los reinosanos como de sus políticos, que hace años que solicitan la puesta en valor de este inmueble, emblemático para los reinosanos, que ha sido objeto de diversas intervenciones a lo largo de los últimos años, pero cuyo estado ya había desmejorado mucho, por lo que en estos momentos está sin uso.

La casa fue donada por el escritor Ramón Sánchez Díaz a la Diputación Provinicial de Santander

Hace aproximadamente dos años que finalizaron los últimos trabajos realizados en la Casuca de la Ascensión, concretamente los de rehabilitación de la cubierta y la torre del edifico, obra para la cual, la Dirección General de Cultura a través del Servicio de Centros Culturales invirtió 35.000 euros.

Previamente, el Ayuntamiento de Reinosa había abordado la primera fase de la rehabilitación del inmueble, a través de una Iniciativa Singular de Empleo, y gracias a una subvención de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo por una cuantía de 88.200 euros que fueron destinados a la contratación de un arquitecto, un aparejador y once oficiales de primera que realizaron la obra. El Consistorio además invirtió 20.000 euros, para hacer frente al resto de los gastos que implicaba dicha actuación.

En ese momento, lo que se hizo en el inmueble, que se encontraba en unas condiciones muy precarias, fue consolidar los cimientos y la estructura del edificio como tal.

A lo largo de los años ha habido varios proyectos de rehabilitación de la Casuca de la Ascensión. El más ambicioso, y el último, data del año 2006.

Por aquel entonces, aunque las condiciones del edificio ya no eran las óptimas, aún albergaba alguna actividad. En su interior, asociaciones culturales y deportivas ocupaban los diferentes locales. Poco a poco, el Ayuntamiento se vio obligado a recolocar a esas asociaciones en otros sitios, por el estado del interior de la casa. El entones consejero de Cultura, Francisco Javier López Marcano, anunció el proyecto de rehabilitación del edificio, para crear un centro de interpretación del río Ebro. La Consejería aprobó un presupuesto de 668.196 euros para la obra proyectada que nunca comenzó.

Entre los proyectos que existen para la utilización de este edifico, destaca el que, una vez su rehabilitación esté concluida, albergue la Oficina de Turismo, un Museo Dinámico de las Culturas del Río Ebro, exposiciones itinerantes, una cafetería, y una zona de venta de productos artesanos de Campoo y del resto de las comarcas de la ribera del Ebro, entre otros servicios para los ciudadanos. El alcalde de la ciudad, se muestra favorable a recuperar dicha iniciativa.

La Casuca de la Ascensión data de principios del siglo XX. Es un edificio de estilo montañés de dos plantas y torre. Fue donada por su propietario, el escritor reinosano Ramón Sánchez Díaz, a la Diputación Provincial de Santander, para que fuera usada con fines culturales para los reinosanos. Siguiendo sus deseos, el 2 de octubre de 1954 se inauguró en esa sede la Casa de Cultura Sánchez Díaz, el primer centro cultural español que llevó el nombre de Casa de Cultura.

El escritor, que había pasado largas temporadas en aquella casa, no volvió tras la Guerra Civil, cuando le requisaron el inmueble y la Falange la convirtió en su sede. Por eso, cuando la recuperó decidió utilizarla para poner en práctica sus propuestas de mejorar la sociedad a través de la cultura.

Aunque la casa fue donada a la Diputación, el Ayuntamiento asumió en ese momento el compromiso de contribuir al desarrollo y el mantenimiento del centro. La biblioteca de la Casa de la Cultura Sánchez Díaz, pronto se quedó pequeña, por lo que en 1961 fue necesario construir un nuevo edificio, el que está justo en frente. Actualmente la sede de la Biblioteca Sánchez Díaz se encuentra en el edificio de La Casona. El estado de abandono que ha sufrido el inmueble durante los últimos años, ha sido objeto de espesos debates políticos, así como de petición mutua de responsabilidades entre las distintas administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos