El Gobierno construirá cuatro pasarelas sobre el río en Santiurde

Las rutas discurren por parajes de gran belleza junto al río. /J. L. Sardina
Las rutas discurren por parajes de gran belleza junto al río. / J. L. Sardina
Santiurde de Reinosa

El objetivo de los trabajos es facilitar el tránsito de los caminantes por las rutas turísticas existentes en el municipio

JOSÉ LUIS SARDINASantiurde de Reinosa

La intervención que prevé realizar la Consejería de Innovación, Industria y Turismo de Gobierno de Cantabria, contempla la construcción de cuatro pasarelas sobre el río Albardón para facilitar el tránsito de los caminantes por las rutas por el municipio de Santiurde de Reinosa en épocas en las que el nivel de agua es elevado.

El pasado año el Consistorio que dirige el Popular Borja Ramos solicitó a la Consejería de Francisco Martín colaboración económica para redactar estudio de inundabilidad necesario para acometer la obra. El trabajo recoge el análisis técnico de cálculos hidrológicos e hidráulicos de avenidas del río la Cueva Juan Marín o río Albardón, que en los mapas denominan Barranco de Santiurde.

«La práctica de deportes y actividades vinculadas con el contacto directo con la naturaleza, deben constituir el soporte idóneo para un desarrollo turístico alternativo». Desde el Gobierno regional, apunta Martín, intentamos con nuestras posibilidades, apoyar la implantación de un «tejido verde» para dar solución al desarrollo de un turismo responsable, que permite al ciudadano conocer y disfrutar de su entorno cultural, deportivo y ecológico.

Analizada la morfología de toda la zona mediante el correspondiente levantamiento topográfico, los técnicos de la empresa Agropec, encargada del trabajo obtuvieron una simulación del comportamiento de la red fluvial, lo que ha permitido tener una referencia de los niveles alcanzados por las aguas para los distintos caudales de avenida, lo cual determina la posibilidad de construir las pasarelas. Las conclusiones del estudio determinan que las pasarelas deberán respetar un resguardo de 0,20 metros sobre el volumen de caudal medio registrado en este río en los últimos 500 años.

Actuación y financiación

La obra, que cuenta con las correspondientes autorizaciones de la Confederación Hidrográfica del Norte y Dirección General de Medio Natural, y que actualmente está pendiente de sacar a licitación, será financiada por la consejería de Turismo, con un coste total cercano a los 50.000 euros.

Las cuatro pasarelas serán realizadas en madera tratada y uniones metálicas preparadas para la intemperie. Los datos obtenidos estiman que los vanos para las pasarelas peatonales van desde los 10 metros del menor a los 28 metros del mayor.

Se ejecutarán con una construcción sencilla formada por dos tablones de madera y entarimado superior. Estarán formadas por dos vigas separadas entre sí 60 centímetros y atadas mediante travesaños de igual sección unidos por medio de material metálico y apoyadas en estribos de hormigón. Todas ellas dispondrán de barandilla que evite la caída de personas, ya que la altura mínima a la lámina de agua será de 1,20 metros.

Patrimonio subterráneo

A petición del Consistorio el grupo de espeleólogos del Club Speleo Cántabro dirigido por el presidente de la Federación Cántabra de Espeleología Juan Colina, realizaron hace dos veranos un trabajo de inventariado de cuevas y simas de este municipio campurriano.

El abundante patrimonio subterráneo del municipio es prácticamente desconocido a excepción de algunos vecinos. Este mundo subterráneo formó parte de vida de la gente que las utilizó como escondite en tiempos de guerra o como vertedero de animales, y sobre ellas se han construido leyendas y cuentos que al final, tras las investigaciones, en algunas de las torcas, de momento no han dado las expectativas esperadas.

La cueva de Juan Marín, ubicada en el barranco de río Seco, nacimiento del río Albardón, es la única, que el grupo de espeleólogos encontraron plano realizado por Alfonso Pintó en los años ochenta. Además de la cueva Juan Marín, hay otras cavidades como la Cueva de las Arrigueras, la Cueva de las Aguas, o la del Caramelo, cuya cavidad ha sido fraccionada por la obra de la autovía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos