Las guerreras del hockey reinosano

Lola es la portera del equipo de Hockey./Daniel Pedriza
Lola es la portera del equipo de Hockey. / Daniel Pedriza
Reinosa

Un total de veintiún jóvenes forman la sección femenina de este deporte en el Campoo Rugby Club, equipo que nació hace cinco años

BLANCA CARBONELLReinosa

El equipo femenino de hockey del Campoo Rugby Club (CRC); es fruto de un sueño, el que tuvo un grupo de niñas campurrianas hace cinco años.

Entonces las pequeñas, aficionadas al hockey y con ganas de practicar un deporte de equipo, recurrieron a los responsables del recién creado club de rugby, en busca de ayuda para practicar su deporte. Dicho y hecho. El equipo contactó con Jaime Matesanz, deportista que ha jugado durante diecinueve años en equipos de División de Honor de la Liga Nacional, solicitándole que entrenara a las jóvenes deportistas.

Dicho y hecho. Matesanz se comprometió con el equipo que se puso en marcha y ya lleva cinco temporadas jugando a hockey hierba y a hockey sala en las ligas escolares de Cantabria. «Aunque he jugado muchos años casi no había entrenado equipos», explica Matesanz, que recuerda que aceptó el reto porque, «para mí era un compromiso social. Las niñas querían hacer esto. No sabemos porqué tuvieron esa iniciativa porque aquí no había ninguna tradición de hockey y nada referente a ese deporte. Por eso pensé que o lo hacía yo que estaba aquí, o no iban a encontrar a nadie que lo hiciera porque por aquí no había nadie que jugara a hockey».

El equipo entrena los lunes y los viernes por la tarde en el pabellón municipal

Suerte tuvieron por lo tanto de que el destino trajera a Jaime Matesanz a trabajar a Reinosa. El entrenador cuenta además con la ayuda de Rubén Puente para organizar el equipo.

De esta manera, en el mes de febrero de 2013 comenzó la andadura de la sección femenina de hockey del Club de Rugby Campoo. El equipo cuenta en estos momentos con veintiún chicas de entre once y dieciocho años. Los responsables animan a que cualquier niña que esté interesada se acerque a preguntar. Las puertas están abiertas a nuevas deportistas.

El CRC de hockey femenino participa en las competiciones que organiza la Federación Cántabra de Hockey en las categorías correspondientes a las edades de sus miembros; alevines, infantiles y cadetes, tanto en hockey hierba como en hockey sala.

El principal objetivo es que las niñas campurrianas puedan practicar un deporte de equipo

Entrenan los lunes y los viernes por la tarde, en el Pabellón Municipal Viejo. Aunque el tiempo siempre es poco, y cuando pueden organizan un tercer entrenamiento semanal.

Jaime y Rubén enseñan a las pequeñas a manejarse con el stick y la bola, preparan jugadas, organizan los partidos,... sin olvidar que este grupo es más que un equipo deportivo. Explica Jaime que, «en general el ambiente en el equipo es muy bueno. Son niñas y vienen a jugar, divertirse y a pasarlo bien».

El entrenador tiene claro cuál es el principal objetivo que debe perseguir con esta actividad, «que las niñas de Campoo puedan practicar un deporte en equipo en las mismas condiciones que tienen las niñas que viven en una ciudad grande».

El CRC participa en las competiciones que organiza la Federación Cántabra de Hockey

Y es que, en Campoo la mayor parte de equipos deportivos de escolares son masculinos, como ocurre con el rey, el fútbol; el rugby o el baloncesto. Jaime Matesanz reconoce en este sentido que, «realmente poder practicar un deporte de equipo tan complicado y tan minoritario como el hockey en una zona como Campoo es algo increíble». Recuerda el entrenador que, «cuando empezamos hace cinco años en la Federación Española de Hockey no se creían que pudiera haber niñas que podían ser un pueblo de veinte habitantes, como puede ser Paracuelles por ejemplo, y que pudieran hacer un deporte de equipo».

Superada esta barrera, el Hockey CRC ha demostrado que sí se puede, y quiere seguir demostrándolo, para lo cual, comenta el entrenador que simplemente necesita, «que nos conozca la gente de la zona y que se apunten más niñas». Con once años, la jugadora más joven del CRC lleva ya tres en el equipo. Por eso, sus responsables esperan que vayan llegando niñas más pequeñas, desde los ocho o nueve años, que garanticen la continuidad del equipo.

Jaime Matesanz también considera fundamental que, «los padres vean los beneficios de que sus hijas practiquen un deporte de equipo y nos vean como una posibilidad para conseguirlo». Recalca el entrenador el hecho de que el deporte, «es un entretenimiento. Es fundamental que las niñas se lo pasen bien pero además los deportes de equipo son parte de la educación y del desarrollo de la persona». Por eso considera que, «es importante que las nuevas generaciones de niñas tengan la posibilidad de practicar este tipo de disciplinas y del ocio activo».

Los responsables pretenden poder aumentar el número de niñas del equipo

La sección femenina de hockey del CRC cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Reinosa, que además les presta las instalaciones en las que entrenan, y de la Federación Cántabra de Hockey. Sin embargo, siempre hay necesidades que cubrir, «siempre hacen falta dinero y ayudas pero lo que necesitamos va también en función de nuestros objetivos. Si el grupo se va consolidando tendríamos que intentar salir a jugar fuera y eso cuesta dinero. Ojalá lo podamos hacer en 2018».

Las instalaciones con las que cuenta el equipo son otro de los puntos a tener en cuenta en próximas actuaciones. Si bien el pabellón es adecuado para la práctica del hockey sala, en Reinosa no hay un campo de hierba para practicar esta disciplina. «Es complicado pero hay que pensar en el futuro. Estaría bien si en algún momento hay que renovar el Campo de Fútbol San Francisco, que se estudiara la posibilidad de instalar una superficie multiuso que sirviera para practicar varios deportes, no sólo fútbol», desea Jaime Matesanz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos