El incendio de La Población no da tregua después de tres días

Antonio 'Sane'
Campoo de Suso

Los efectivos han conseguido que el fuego no avance, aunque continúa activo y las previsiones meteorológicas, con altas temperaturas y viento, son bastante pesimistas

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

Después de tres días de trabajo, los efectivos de la dirección general de Medio Natural no han conseguido sofocar el fuego que se inició el miércoles por la noche en La Población de Suso. El calor, el fuerte viento que aviva las llamas y la sequía que sufre la zona están neutralizando todo el trabajo que están desarrollando las cuadrillas y bomberos allí desplazados, así como el de los dos hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que están apoyando desde el aire las labores desarroladas en tierra.

Aunque el jueves por la mañana el incendio ya que estaba prácticamente controlado, un retén permanecía vigilante porque el terreno aún estaba humeante y podía volver a reproducirse. Al pie del cañón estuvieron los guardas, 6 cuadrillas y 4 autobombas de la Dirección General del Medio Natural, un camión nodriza; el helicóptero del Gobierno de Cantabria, que realizó seis descargas de agua; y los bomberos del parque de emergencias de Reinosa. En la tarde del jueves, se incorporó al dispositivo un avión anfibio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que también intervino descargando agua para refrescar tanto la vertiente cántabra del incendio como la palentina. Y a pesar de todo ello, el incendio se reactivó a última hora de la tarde del jueves. Por eso durante la noche del jueves a este viernes se ha seguido trabajando sin descanso para intentar apagarlo. Según fuentes del Gobierno de Cantabria, lo que sí se ha conseguido es que el fuego no avance, pero en la zona abrasada las llamas siguen activas.

Según el Gobierno cántabro, la zona palentina de Salcedillo, limítrofe con Campoo de Suso, es donde sigue más descontrolado el incendio por las mayores dificultades de acceso de los efectivos de extinción, por lo que los dos aviones anfibio del Ministerio han tenido que volver a actuar este viernes por la mañana para refrescar las zonas y ayudar a los agentes y cuadrillas que trabajan a pie de incendio.

Prohibidas las quemas

El Gobierno de Cantabria recuerda que las quemas en zona de monte continúan prohibidas y que la alerta de vigilancia de incendios forestales afecta a toda la región por las condiciones meteorológicas previstas y con el fin de mantener operativos a más equipos por si fuera necesario su apoyo en las áreas más secas y, por tanto, en mayor peligro.

Del mismo modo, debido a la sequía y a las altas temperaturas previstas para los próximos días, se solicita a la ciudadanía que tome las precauciones necesarias para minimizar aquellas actividades que pudieran provocar un incendio, así como que informe, a través de la guardería de la Dirección General del Medio Natural o de la Guardia Civil, de cualquier indicio que pudiera ayudar a identificar a los que han provocado los incendios.

Fotos

Vídeos