Las máquinas abren camino entre las murallas de nieve de Palombera

Una máquina fresadora abre paso en Palombera, esta mañana. / Antonio 'Sane'

El buen tiempo ayuda a despejar los puertos de montaña de Cantabria, aunque Estacas de Trueba, Palombera, La Matanela y Lunada permanecen cerrados al tráfico

j. a.
J. A.Santander

La tregua de temperaturas y precipitaciones está siendo aprovechada por los equipos de vialidad invernal del Gobierno de Cantabria, que pelean por reabrir los puertos de montaña de la red secundaria de carreteras que llevan días cerrados por las abundantes nevadas, endurecidas por las heladas y las bajas temperaturas que han soportado.

Estacas de Trueba, Palombera, La Matanela y Lunada permanecen cerrados por la nieve a pesar del avance de las máquinas. Únicamente es necesario el uso de cadenas entre San Pedro del Romeral y La Matanela y entre San Roque de Riomiera y Lunada. Este viernes las máquinas continúan abriendo paso entre las murallas de nieve, dejando impresionantes imágenes de la altura que ha alcanzado en algunos puntos de la región. Muchos curiosos se han acercado hasta Palombera -de momento, 'intransitable', advierte la DGT-.

El Desfiladero de la Hermida se cortará de lunes a viernes

La mejoría del tiempo lleva también aparejada la reanudación de las obras del Desfiladero de la Hermida, que se paralizaron durante toda la semana pasada para evitar que Liébana se quedara incomunicada, ya que la nieve cortó el paso en carreteras secundarias convertidas en la única vía de entrada a la comarca. Por tanto, entre este lunes, 19 de febrero, y el viernes 23, el Desfiladero quedará cortado por completo para que puedan continuar las obras.

Problemas con la niebla

Tres vuelos, dos de la ruta entre Madrid y el aeropuerto de Asturias y uno de la conexión entre esta terminal y la ciudad de Barcelona, han sido desviados hoy al aeropuerto Seve Ballesteros-Santander, al no poder aterrizar en el aeródromo asturiano debida a la niebla.

Según han indicado a Efe fuentes aeroportuarias, también se ha cancelado un vuelo con destino a Madrid, ya que no pudo tomar tierra el que procedía de la capital española y debía haber salido de vuelta desde el aeropuerto de Asturias.

Los viajeros afectados han sido trasladados en autobús desde el Seve Ballesteros-Santander hasta el aeródromo asturiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos