Reinosa abre expediente disciplinario al Policía acusado del robo de móviles

José Miguel Barrio
José Miguel Barrio / DM .
Reinosa

El jefe de Policía, César Curiel, y el secretario del Ayuntamiento, Alfonso Blanco, han declinado hacerse cargo de la instrucción

DM REINOSA.

El Ayuntamiento de Reinosa ha incoado un expediente disciplinario a Manuel Acereda, el policía local investigado por la desaparición de trece teléfonos móviles propiedad del Consistorio.

Según el alcalde de la ciudad, José Miguel Barrio, el Ayuntamiento adoptó la medida cautelar de suspensión apartando temporalmente al agente del servicio y nombró un órgano instructor en la persona del jefe de Policía Local, César Curiel, y como secretario al secretario del Ayuntamiento, Alfonso Blanco. Ambos han declinado dicha encomienda, por lo que ahora el Ayuntamiento se ve en la obligación de encontrar «el instructor y el secretario idóneos y adecuados para poder llevar adelante el expediente disciplinario del policía en cuestión». Para ello, el Ayuntamiento acudirá al Ministerio del Interior a través de la Delegación de Gobierno y a la Consejería de Presidencia. Manuel Acereda estará apartado del servicio hasta que haya una sentencia judicial.

Muchas habían sido las voces, especialmente provenientes de los órganos sindicales, que habían solicitado que el Ayuntamiento tomara esta medida. Barrio considera en este sentido que «estamos haciendo las cosas como deben ser, con sosiego y con prudencia y respetando los plazos necesarios, y no siguiendo las pautas que nos marque nadie ni acelerando los procesos».

El Ayuntamiento inició el proceso para expedientar a Manuel Acereda después de que el pasado tres de julio éste declarara en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de la ciudad. En la misma fecha también declaró el alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, que debía aportar la documentación relativa a la compra de los terminales, valorados en 1.675 euros. Antes de eso, el agente se encontraba de baja por enfermedad.

Fue el Ayuntamiento de Reinosa el que, al detectar la falta de los dispositivos, denunció los hechos, después de lo cual la Guardia Civil comenzó a investigar y la situación derivó en la detención por parte de la Policía Judicial de Torrelavega del sospechoso. Los hechos se remontan a mayo del pasado año, cuando un funcionario municipal informó de que habían desaparecido trece de los terminales adquiridos en el primer trimestre de 2015.

Manuel Acereda está también siendo investigado en el Juzgado de Torrelavega por un supuesto delito de calumnias cometido en Cartes.

Se trata de una denuncia presentada por el Ayuntamiento de Cartes a raíz de unos carteles difamatorios que alguien buzoneó por el municipio y esparció por algunas calles. Al parecer, en ellos se acusaba a algunas vecinas de mantener relaciones extraconyugales y también se mencionaba a una concejala, a la que se atribuían cobros por acudir a comisiones a las que no había asistido. Pero, además, después alguien envió tanto al alcalde de Cartes como al exalcalde sendas cartas anónimas que contenían esos mismos pasquines.

Además de ser policía local, Acereda formó parte de la lista del PP en el Ayuntamiento de Torrelavega en las elecciones municipales de 2015 como número diez. Sin embargo, no llegó a presentarse precisamente por su trabajo como policía local en Reinosa, ya que la Ley Electoral le obligaba a solicitar una excedencia. Su 'fichaje' fue una apuesta personal de Ildefonso Calderón que levantó bastantes ampollas en la agrupación municipal porque se le situó por encima de algunos históricos militantes cuando llegaba rebotado del PRC y después de presentarse como cabeza de lista del fallido 'Torrelavega Importa'. Además, Acereda tiene un despacho de abogados en Torrelavega.

Fotos

Vídeos