Reinosa abrirá un gran espacio público en la Plaza de la Constitución

Autoridades junto al patio del colegio Casimiro Sainz, que será transformado en una plaza pública. / Blanca Carbonell

Con un presupuesto de 241.788 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, la actuación afecta también a las calles colindantes

BLANCA CARBONELL REINOSA.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, presentó ayer en Reinosa el proyecto de urbanización de la Plaza de la Constitución de la ciudad. Dicho proyecto, cuenta con un presupuesto base de licitación de 241.788 euros y un plazo de ejecución de cinco meses. La superficie sobre la que se va actuar es de aproximadamente 2.500 metros cuadrados.

La actuación propuesta que, según las palabras del consejero, «es una obra que a Reinosa le va a venir muy bien y esperemos que el año que viene esté terminada», incluye la renovación de la misma Plaza de la Constitución y su entorno, dado que se intervendrá además en las calles colindantes, Casimiro Sainz, Julióbriga y La Soledad, así como en el patio del antiguo colegio Casimiro Sainz, con el objetivo de regenerar una zona pública muy transitada por los vecinos de Reinosa y los visitantes del municipio, dado que cuenta con un gran número de establecimientos hosteleros.

Con esta obra se pretende, según Mazón, «generar un gran espacio público que pueda ser utilizado para el uso y disfrute diario, y para la celebración de posibles festejos puntuales».

Para ello, se va a desarrollar una plataforma única de plaza-calle, en las superficies que delimitan la plaza y en la conexión con el nuevo espacio público del antiguo colegio que se pretende regenerar para uso público. De esta manera, la obra, según Mazón, «no solamente consiste en arreglar lo ya existente sino en integrar un espacio nuevo que es el patio del colegio que está ahora en desuso, dentro de lo que es un espacio más abierto, mas grande y que yo creo que va a cambiar totalmente la zona».

Igualmente, se ampliarán las aceras de la calle Casimiro Sainz, solventando con ello los problemas de accesibilidad y dotándolas de un ancho suficiente para el tránsito peatonal, de tal manera que la calle se convierta en una extensión de la propia plaza.

Complementariamente se suprimirán las bandas de aparcamiento, también en la calle Casimiro Sainz, en el tramo delimitado entre el parque de Cupido y la calle Julióbriga, con la finalidad de ampliar el espacio peatonal.

Además se restringirá el tráfico de vehículos por la calle La Soledad, dando continuidad al proceso de transformación hacia una prioridad peatonal, iniciado en la calle del Ábrego, obra realizada en 2016.

En cuanto al colegio Casimiro Sainz, se eliminará el vallado existente y se creará un espacio multifuncional que sirva como zona de esparcimiento.

Fotos

Vídeos