Reinosa estrena glorieta en la variante oeste de acceso a la ciudad

Nueva glorieta en la intersección de la CA-183 Reinosa-Brañavieja con la N-611.
Nueva glorieta en la intersección de la CA-183 Reinosa-Brañavieja con la N-611. / Daniel Pedriza

El proyecto, con una inversión de 1,13 millones de euros, ha incluido el refuerzo del firme y la reducción de la pendiente existente

BLANCA CARBONELLReinosa

El consejero de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, inauguró este jueves la mejora de la Variante Oeste de Reinosa, sometida en los últimos meses a una importante transformación que ha incluido el refuerzo del firme y la renovación de esta vía, así como de la intersección de la CA-183 Reinosa-Brañavieja, con la N-611 mediante la instalación de una glorieta de 21,5 metros de radio exterior en la avenida de Cantabria.

El proyecto, con una inversión de 1.130.377 se ha dividido en cuatro tramos que suman una longitud de 2,2 kilómetros. En tres de ellos se ha ejecutado un refuerzo del firme, mientras que en el cuarto se incluye la mejora de la intersección de la carretera CA-183 con la antigua N-611, sustituyendo el antiguo cruce por la glorieta.

Las obras han incluido una plataforma, la calzada anular, de ocho metros, con un carril de 5,50 metros, arcén interior de un metro y exterior de 1,50 metros. En la plataforma de los accesos a la glorieta se ha mantenido la existente, con diez metros repartidos entre dos carriles de 3,50 metros y dos arcenes de 1,50 metros.

En el trazado en alzado se ha disminuido la pendiente del ramal que accede a la glorieta desde el oeste, reduciéndola del 7,5 % al 6%.

De forma paralela, se han renovado los drenajes superficiales y profundos, junto con una mejora del firme y la proyección de un muro de hormigón armado, con una altura de entre dos y tres metros, y dos muretes de hormigón en masa de un metro de altura.

Finalmente, se ha instalado un panel de mensaje variable con una estación adquisidora de datos, situados en el punto kilométrico 1,8 de la carretera, junto con la correspondiente señalización horizontal y vertical en todo el tramo, además de una barrera de seguridad metálica y la reposición de la iluminación existente en la intersección, completándola con báculos de acero galvanizado de diez metros de altura.

Según afirmó el titular de Obras Públicas, «ésta era una obra muy demandada». Lo fundamental, a su juicio, «es la renovación de toda la capa de rodadura de la variante de Reinosa y la construcción de esta glorieta en un lugar muy necesario por su peligrosidad». Según explicó el consejero, «todos los reinosanos saben perfectamente que cuando nieva con las pendientes que había prácticamente se formaba un tobogán llegando a un cruce muy peligroso», aseveraba, refiriéndose a la reducción de la pendiente de acceso a este cruce. Para él eso supone, «un antes y un después desde el punto de vista de la seguridad vial». Mazón considera que la obra ha posibilitado además, «dotar la entrada de Reinosa de una estética que merece la pena».

Por su parte, para el acalde de la ciudad, José Miguel Barrio, gracias a esta actuación, «hemos ganado en seguridad para los coches y para los peatones y vecinos del barrio de Los Encuentros». Destacó además que a partir de ahora, «cuando vengan los esquiadores tendrán una primera impresión positiva por lo bien que están la carretera y los accesos a Reinosa».

Fotos

Vídeos