Reinosa mantiene el debate sobre la gestión del servicio de recogida de residuos

El Ayuntamiento de Reinosa. /Andrés Fernández
El Ayuntamiento de Reinosa. / Andrés Fernández

La decisión entre la externalización o la municipalización de la limpieza lleva más de cinco años sobre la mesa

BLANCA CARBONELLReinosa

El Ayuntamiento de Reinosa ha anulado el acuerdo del pleno de octubre del pasado año, por el cual se determinó que los servicios de recogida de residuos, limpieza viaria y jardinería serían gestionados de forma indirecta y, por tanto, se adjudicasen a una entidad ajena al Consistorio. En aquella sesión se acordó además iniciar los trámites para contratar dichos servicios.

Esta decisión se ha tomado a raíz de un recurso de reposición interpuesto por el grupo municipal Reinosa en Común (REC) que ha contado con los votos favorables del equipo de gobierno regionalista y del PSOE, y el rechazo del Partido Popular.

Se trata por lo tanto de un nuevo giro al asunto del servicio de limpieza viaria del Ayuntamiento reinosano que fue adjudicado en su día a Emilio Bolado, empresa extinta en 2013. Desde entonces, es el Ayuntamiento el que paga a los quince empleados de la UTE Las Fuentes, aunque éstos no se han incorporado a la plantilla municipal.

La limpieza viaria fue adjudicada en su día a Emilio Bolado, empresa extinta en 2013

En febrero del pasado año, el equipo de gobierno acordó con REC que el servicio volviese a manos municipales. Sin embargo, meses después, en octubre pasado, se reconsideró esta postura. El alcalde de la ciudad, José Miguel Barrio alegó que, «tal y como apuntaban los informes técnicos se debería haber convocado un concurso oposición, lo que hacía peligrar la continuidad de parte de la plantilla en su puesto de trabajo». Barrio se mostró partidario de «valorar otros aspectos como la dedicación, experiencia y actitud mostrada por estos mismos trabajadores incluso en los momentos en los que la empresa adjudicataria, Emilio Bolado, incumplió las cláusulas del contrato».

En el recurso contra esta decisión plenaria debatido y aprobado la pasada semana, REC alegaba que, «en el momento del acuerdo no había elementos suficientes para tomar el mismo por falta de acreditación de que la gestión indirecta sea más sostenido que la directa». Barrio consideró la posibilidad de dividir el servicio y gestionar de forma indirecta la recogida de basuras y la limpieza viaria y de forma directa la jardinería. En este sentido aseguró que, de esta manera, «vamos a dar cancha a empresas del municipio, siempre dentro de la legalidad». «Debemos resolver un tema más importante que es la situación de nuestros trabajadores», concluyó.

Por su parte, la popular Reyes Mantilla, a favor de la externalización del servicio, consideró que, «el Ayuntamiento no tiene medios propios para gestionar la limpieza municipal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos