Alsa introducirá mejoras en el Castrobús a partir de la próxima semana

El 12 de julio comenzará el nuevo servicio, que contará con conexiones nuevas, servicio bajo petición y una aplicación para el móvil

IRENE BAJO CASTRO URDIALES.

El Ayuntamiento de Castro Urdiales y Alsa, presentaron ayer los cambios que afectarán al servicio de transporte urbano (Castrobús) y que comenzarán a funcionar el miércoles 12 de julio. La concejala de Comunicación, Elena García, detalló todas las novedades, destacando el servicio a demanda, que funcionará sin que los usuarios tengan que realizar un registro previo, al tiempo que se elimina también el requisito del empadronamiento.

Los usuarios de este sistema, tendrán que comunicar al conductor la parada a demanda con una antelación suficiente para que la información le llegue, «que será hasta el momento que el autobús llegue a la última parada fija de la línea, o llegue a la salida de cabecera en el caso de Lusa». Si la demanda es a destino se solicitará en el propio autobús comunicándoselo directamente al conductor.

En cuanto a las herramientas para comunicar este servicio, se pondrán a disposición de los usuarios un teléfono fijo gratuito, un móvil para el envío de sms o whatsapp, correo electrónico, una aplicación móvil, la web y la oficina de atención al cliente, «que también es una novedad y que estará ubicada en la estación de autobuses».

En Montealegre y Oriñón se combinará el servicio a demanda con frecuencias regulares

Este servicio a demanda se ha ajustado, según García, a las frecuencias y pedanías que menos demanda tienen, «dando más opciones a los vecinos de estas zonas», que pueden solicitar el autobús con un abanico mayor de horarios y, en algunos casos, combinándolo con servicios regulares, caso de Montealegre, que contará con seis servicios regulares -dos a primera hora, dos a mediodía y dos a última hora- y el resto de frecuencias a demanda. En el caso de Oriñón, se trata de una línea que se ofrece en verano a diario, mientras que en invierno quedaría con cuatro frecuencias regulares y el resto a demanda.

Otra novedad es que se conectan barrios que antes no contaban con el servicio, como Santa Catalina y El Chorrillo, que se integran en la línea 2 y la zona del polígono de Vallegón , como parte de la línea 4. En total se establecen 13 paradas nuevas, 6 de ellas en la línea 2.

También se ha planteado como objetivo la mejora de los tiempos y puntualidad y para ello se han rediseñado algunos trayectos y se han habilitado paradas en los extremos del casco urbano, concretamente en La Barrera y San Francisco, que ya existían, pero ahora funcionarán como ejes de salida de la zona oriental y occidental. «Así conseguimos que no todos los autobuses tengan que cruzar el casco urbano, lo que suponía retrasos». Para compensar esta situación, se podrán realizar transbordos de manera gratuita de unas líneas a otras, en los 45 minutos siguientes y utilizando la tarjeta transporte de Cantabria. También se llevará a cabo la señalización de todas las paradas y se pondrá en marcha una aplicación móvil que informará en tiempo real de la llegada del autobús a cada parada.

Fotos

Vídeos