El Ayuntamiento de Castro quiere conocer a sus jóvenes

Los jóvenes son el objetio del Consistorio de cara a conocer qué les gusta y hacer una programación a medida. /Inés Castrenasa
Los jóvenes son el objetio del Consistorio de cara a conocer qué les gusta y hacer una programación a medida. / Inés Castrenasa
Castro Urdiales

El Consistorio realiza una encuesta a más de un millar de chavales para conocer gustos y preferencias y programar actividades acordes a su edad

INÉS CASTRENASA Castro Urdiales

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha realizado una encuesta de alcance entre los jóvenes castreños para conocer sus preferencias y necesidades en el ámbito del ocio y la cultura, con el objetivo de que las actividades que se programen para ellos se adecuen a sus gustos e intereses. La iniciativa ha consistido en realizar encuestas presenciales a más de 1.000 chicos y chicas pertenecientes a los tres institutos de Secundaria castreños.

«La acogida por parte de los directores de los centros ha sido muy buena y sus profesores, incluso, nos han felicitado por la idea», explicaba el edil de Juventud, Humberto Bilbao. «Creo que era una cosa que hacía falta, ver cuáles son sus preferencias, qué les gusta y qué no». «Es la primera vez y estamos encontrando cosas que nos están sorprendiendo», insistía Humberto.

La idea surgió, según el concejal, ante el aumento del botellón en los últimos años. «Nos preguntamos qué podíamos hacer y nos pareció que lo primero que teníamos que hacer era preguntar». En ese sentido, apuntaba Bilbao que «tienen derecho a que ofertemos cosas, como conciertos de estilos musicales que a ellos les gusten y que, quizá nosotros, más mayores, ni conocemos».

Desde las concejalías de Juventud y Cultura se han detectado dificultades para conectar con este colectivo, ya que muchas veces las propuestas que se diseñan no tienen la acogida suficiente y sin embargo los jóvenes demandan actividades de ocio y tiempo libre. Por eso se ha visto interesante preguntar directamente a chicos y chicas de edades entre 12 y 20 años qué actividades culturales les atraen más y cuáles en cambio puede que no se adapten a sus inquietudes. «Dentro de esa franja de edad, realmente, hay muy poca oferta ahora mismo en Castro», reconocía el edil. Además, aunque aún no se conocen los resultados de este trabajo, si han trascendido algunos datos como que «los chavales confunden lo que son actividades culturales con fiestas. Si les preguntas por cultura, responden sobre fiestas».

El objetivo es poder diseñar una oferta cultural más personalizada y dirigida a la juventud. Para ello se cuenta con el trabajo de dos profesionales de la gestión cultural residentes en el municipio, que son quienes están realizando el trabajo de campo y redactarán un informe final con los datos y las conclusiones del estudio. Las encuestas son anónimas y se han rellenado en entrevistas personales con los jóvenes, favoreciendo su participación.

En los últimos tiempos, desde la Concejalía de Juventud se han realizado actividades que sí han gozado de éxito entre los más jóvenes como el reciente taller de arte urbano enfocado a los aficionados al grafiti, que derivó en la decoración del túnel que une la calle Antonio Burgos y la calle Díaz Munío, o el concurso de grafiti en el que participaron varios artistas locales y cuyos trabajos se pueden disfrutar en la Rua 13.

En ese sentido, Humberto Bilbao entonaba el «mea culpa» y aseguraba que a la dificultad de conectar con los gustos e intereses de los jóvenes del municipio, hay que añadir el problema que tiene el Ayuntamiento a la hora de difundir las actividades que lleva a cabo. «Se hacen muchas cosas en el Camarote, el centro de juventud, y muchos de los chavales ni siquiera tenían conocimiento de ellas. Tenemos que potenciar la divulgación de las actividades, programar más cosas y buscar más lugares además de El camarote». «Esta información nos servirá para orientar el tiro».

Ha sido una empresa la que se ha encargado de realizar las encuestas que se han hecho por escrito. Para el edil, era importante que fuesen encuestas en papel, de las de toda la vida, ya que los métodos vía internet, le parecía que podían ofrecer resultados menos fiables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos