«En el bolo, donde me han dado los latigazos, he sufrido bastante, se me ha hecho eterno»

«En el bolo, donde me han dado los latigazos, he sufrido bastante, se me ha hecho eterno»

DYA Cantabria realizó 18 asistencias de carácter leve por mareos, cortes o pequeñas contusiones

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

«He vivido la representación con mucha emoción. He estado todo el recorrido llorando. El momento del bolo, donde me han dado los latigazos, he sufrido bastante, ha sido duro, se me ha hecho eterno». Fran Álvarez, que a sus 22 años, ha interpretado hoy el papel de Jesucristo en la Pasión Viviente de Castro, se mostraba muy «emocionado» minutos después de acabar la representación, que congregado a miles de personas en el incomparable entorno de la iglesia de Santa María, el casco histórico y La Atalaya. «Estoy agradecido, con una ilusión tremenda, más de la que tenía antes de empezar. Lo he conseguido y me siento muy bien».

Fran asegura que el momento de más nerviosismo para él ha sido en el segundo juicio de Pilato, «cuando sabía que me tenían que pegar en el bolo». «Los latigazos eran más de lo que pensaba, porque en los ensayos sea hace con algo de ropa».

Así te lo hemos contado

Para este joven castreño el momento más emotivo de la representación ha sido el encuentro con su madre, Yolanda Santos, que ha interpretado a María. «A ella la he visto muy emocionada, se acaba de ir con una congoja grande, pero ya se irá calmando», señala Fran, al tiempo que dice que«ha sido una experiencia muy bonita y superada con creces».

De su lado, su madre, con lágrimas en los ojos, ha señalado tras finalizar el evento que «ha tenido muchos nervios y la emoción ha sido grande». «Era lo que me esperaba. El encuentro con mi hijo ha sido lo más emotivo porque llevaba horas sin verle y no sabía como estaba». Yolanda apunta que ha visto a su hijo «muy entero, arropado y bastante tranquilo». «La experiencia ha sido positiva y se la recomiendo a cualquiera».

Finalmente, Chechu Arozamena, coordinador de la Pasión, se ha mostrado satisfecho por el resultado de la representación,«que ha transcurrido sin incidencias graves, y con normalidad gracias a que el tiempo nos ha respetado». «Lo hemos pasado de maravilla y la temperatura ha acompañado, que más podemos pedir». Arozamena no puede evitar el pensar en la próxima edición, la 35, «en la que haremos algo especial». Sobre el protagonista de este año ha dicho que le ha visto «de maravilla». «Imagino que se lo ha pasado bien. En los ensayos ha transmitido confianza y paz, porque es así, es su forma de ser. Tiene esa sonrisa en la boca a todas horas, aunque lo esté pasando ma». De María, el coordinador señaló que «lo habrá pasado mal, porque ya lo dijo».

En el capítulo de incidencias, DYA Cantabria realizó 18 asistencias de carácter leve por mareos, cortes o pequeñas contusiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos