Castro firma el convenio para el teatro

El teatro se podría ejecutar encima de Flavióbriga, una parcela que está en el casco urbano. :: i. c./
El teatro se podría ejecutar encima de Flavióbriga, una parcela que está en el casco urbano. :: i. c.

Cultura. El Ayuntamiento ha firmado un convenio con Gesvicán para construirlo y se propone pagarlo a 20 años. Parte de la oposición critica el proyecto y la cantidad

inés castresana
INÉS CASTRESANACastro Urdiales

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha aprobado un convenio con la empresa pública Gesvicán para que se encargue de la construcción de un espacio multiusos sobre el yacimiento Flavióbriga, una parcela situada en casco urbano y que, en la actualidad, presenta un aspecto bastante degradado. El convenio contempla que Gesvican se encargue del proyecto y de la obra, así como de la financiación y que el Ayuntamiento abonará el coste de la misma a lo largo de los próximos veinte años. Una vez pasado ese plazo, la propiedad, que ahora se cede a Gesvican, revertirá al Consistorio.

Una oportunidad de oro, a ojos de Castro Verde y del PRC, para tener en la ciudad lo que se viene reclamando a lo largo de los últimos treinta años, un espacio multiusos que hará las veces de teatro, infraestructura de la que adolece el municipio. Un proyecto que, para el resto de la corporación, nace pequeño. Los bocetos iniciales contemplan la construcción de un auditorio con capacidad para 240 personas y aunque aún no se conocen los detalles del proyecto en sí, ya que lo que se aprobaba esta semana en pleno era sólo el convenio entre ambas entidades, las críticas ya se han escuchado porque el coste total, tal y como se recoge en el estudio económico de Gesvican, ascendería a 3.800.000 euros.

El teatro tendrá capacidad para 240 butacas que el equipo de Gobierno considera suficientes

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, explicaba a este periódico que «este es un convenio en el que venimos trabajado desde hace tiempo y ahora que se ha aprobado comenzaremos a trabajar en la redacción del proyecto». Respecto al yacimiento romano que se conserva en suelo de la parcela, el consejero aseguraba «que seguirá siendo visitable y se va a respetar, además el edificio entero servirá para albergar otras instalaciones que le van a venir muy bien a Castro en el centro de la villa». Mazón aseguraba, en relación a la financiación del proyecto, que «Gesvican es una empresa que no promueve el lucro, sino simplemente, cubrir sus gastos de funcionamiento, ajustaremos el contrato y eso lo podemos garantizar».

El edificio se realizará sobre el espacio multiusos de Flavióbriga y costará ejecutarlo 3,8 millones

«Castro es el pueblo del no y tenemos que pensar cuántas cosas hemos dejado pasar porque no nos gustaban demasiado y al final se han quedado sin hacer», apuntaba el edil de Urbanismo, Eduardo Amor. «Los detalles de la financiación y del proyecto se conocerán más adelante; ahora tenemos la posibilidad de que Gesvican ejecute esta obra y a nosotros nos ha parecido bien». El Concejal también hablaba de «los claros ejemplos que hay en este país de obras desmesuradas; nosotros hemos apostado por un edificio que ahora no tenemos y que cuando esté, seguro que se va a llenar». «Esta pataleta de la oposición responde a un juego político para evitar que se lucre otro partido, nosotros no vamos por ahí, ésta no va a ser una obra de Castro verde, es una obra del Ayuntamiento, que será quien lo pague, Gesvican es sólo el vehículo para poder hacerlo» insistía.

El PRC defiende el proyecto y, de hecho, se erigen como embajadores del mismo y, aunque la propuesta inicial era reunificar todos los departamentos del ayuntamiento en un único edificio, el equipo de gobierno optó por el auditorio como proyecto a desarrollar en ese espacio. Emi Aguirre, concejal regionalista, explicaba que su partido participó activamente en el planteamiento del convenio y que «ésta es la oportunidad para cubrir alguna de las necesidades que tiene el municipio». Aunque reconocen que la capacidad de ese futuro auditorio no es la deseable para una ciudad del tamaño de Castro Urdiales, Aguirre insiste en la oportunidad que la consejería de Obras brinda en este momento. «Que ahora se vaya a hacer un auditorio de este tamaño no implica que renunciemos a tener a futuro uno más grande». «Oímos hablar a otros grupos de la parcela municipal que hay en el Pachi Torre y esa parcela ya estaba a disposición del ayuntamiento en otras legislaturas y nadie lo ha construido», recordaba.

El resto de grupos de la oposición se oponen al convenio y de hecho, votaron en contra del mismo en el pleno. Para el Partido Popular, «un teatro es algo interesante y muy demandado» pero «se trata de un edificio pequeño con un coste muy alto» y piden a Castro Verde «que se lo piensen bien y no accedan a este proyecto sólo para inaugurar algo en el plazo de unos meses», tal y como expresó el concejal Aitzol Zuazo en el desarrollo de la sesión plenaria.

CastroVerde y PRC defienden el proyecto, pero PSOE, PP y Más Castro se oponen

En similares términos se pronuncia la portavoz socialista, Susana Herrán, que ponía el acento en «que ésta no es la ubicación idónea y 180 butacas o 240 se quedan muy escasas; este proyecto nace con carencias». Además, la edil cuestionó la financiación de «cuatro millones de euros que el ayuntamiento tendrá que devolver en veinte años a razón de 200.000 euros por año». Los socialistas insistían en que esa ubicación «todos coincidimos en decir que no es la más adecuada». Sobre la financiación, la socialista añadía que «el coste es demasiado elevado y los informes técnicos que se nos han presentado son abiertos; el de la secretaria habla de la necesidad de capacidad financiera para pagarlo aunque en el convenio se recoge que el ayuntamiento carece de esa capacidad».

Demetrio García, el portavoz de Más castro, tampoco apoya este convenio, que recoge el compromiso de un plan de pago plurianual aunque no se especifican las cantidades, ya que los costes presentados son estimativos. García apuesta por estudiar la posibilidad de que la empresa realice esa misma inversión en otra parcela del municipio, que permita la construcción de un auditorio más grande.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos