Castro mantendrá la fecha del Coso Blanco tras la oposición de los carrocistas

Imagen de una de las carrozas participantes en el Coso Blanco de 2017. /Antonio 'Sane'
Imagen de una de las carrozas participantes en el Coso Blanco de 2017. / Antonio 'Sane'

El concejal de Festejos, Humberto Bilbao, dice que han intentado revitalizar la fiesta, «pero las reticencias a cualquier tipo de innovación siguen siendo demasiadas»

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El concejal de Festejos de Castro Urdiales, Humberto Bilbao (CastroVerde), ha anunciado que finalmente no se cambiará la fecha del Coso Blanco y el desfile se celebrará, como se viene haciendo en los últimos años, el primer viernes de julio, que en esta próxima edición será el 6 de julio.

La negativa de los carrocistas a que la fiesta se incluyera dentro de la Semana Grande, como colofón, ha sido determinante para que el equipo de gobierno renunciara a su propuesta, con la que pretendía intentar reflotar un fiesta que tocó fondo durante la pasada edición.

En declaraciones a este periódico, Francisco Fernández, uno de los integrantes de la agrupación Francis-2, se manifestó hace unas semanas en contra del cambio propuesto por el Ayuntamiento. «No debería tocarse la fecha. En todos los panfletos turísticos aparece el Coso Blanco como el concurso de carrozas de Castro que se celebra el primer viernes de julio. La gente ya lo sabe de antemano y para cambiarlo habría que hacer un desembolso importante en publicidad».

«Este año habrá pocos cambios en el concurso, los carrocistas no han querido involucrarse más» Humberto Bilbao Concejal de Festejos

«No se trata de cambiar la fecha, sino de involucrar a más gente en la fiesta, crear una cultura» Francisco Fernández Carrocista de Francis-2

Fernández entendía que el Ayuntamiento quiere hacer una serie de cambios para recuperar una fiesta que está en sus horas más bajas, «pero eso no se consigue cambiando la fecha y las bases». «Nosotros siempre hemos dicho que hay que implicar a más gente en la fiesta. A los escolares y sus padres, entre otros». «Hay que crear un cultural». Sobre los argumentos que aduce el equipo de gobierno para adelantar el concurso una semana, el representante de Francis-2 cree que son «contradictorios». «Cuando se creó esta fiesta se hizo con el objetivo de traer turistas. Si celebramos el Coso Blanco este año el día de San Pedro, que ya de por sí tiene gente, lo que hacemos es perder un día de fiesta y por tanto turistas. Si el Carnaval se celebra en dos fines de semana para que haya gente en el municipio durante más días, no podemos hacer lo contrario con la Semana Grande y el Coso Blanco».

De su lado, Luis Miguel Quintana, otro de los veteranos carrocistas castreños que está en contra del cambio de fecha al igual que Javier Carrasco, aseguró que adelantar una semana la fiesta «impediría a la gente ayudarnos en la última semana, la del arreón final de las carrozas, porque estaríamos inmersos en las fiestas».

Consejo de Festejos

Hace una semana, el Consejo de Festejos debatió sobre los posibles cambios a introducir en el Coso Blanco de este año. «Tras meses de reuniones, reflexiones y trabajo por parte del equipo de gobierno, muchas de las propuestas para innovar en la edición de 2018 no han sido admitidas por los carrocistas y tampoco la opción de insertar la fiesta en la Semana Grande ha recibido el respaldo de carrocistas ni del resto de integrantes del Consejo», señaló el equipo de gobierno.

El concejal de Festejos quiso dejar claro que la intención de todas las propuestas de cambio ha sido «revitalizar» el Coso Blanco, «pero las reticencias a cualquier tipo de innovación siguen siendo demasiadas. No obstante, se seguirá trabajando para mejorar la fiesta recuperando lo que fue en su día y se ha perdido».

Así las cosas, Bilbao reconoce que los habrá «muy poquitos» cambios respecto a la edición del pasado año. «No han querido involucrarse más de lo que se involucran. Lo que más les ha preocupado es si tenían locales disponibles y los premios del concurso. Yo no puedo hacer más», apuntó el edil de Festejos, que reconoció está «quemado» con este tema.

De su lado, los carrocistas están a la espera de que el Bilbao les informe sobre cómo quedará el concurso definitivamente, puesto que el último encuentro que tuvieron fue en el que les entregaron un borrador de las posibles bases que regirán el certamen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos