Castro ya tiene el proyecto para abrir al tráfico los dos túneles de Ocharan

En la actualidad el acceso de vehículos por uno de los túneles está regulado por un semáforo. /Abel Verano
En la actualidad el acceso de vehículos por uno de los túneles está regulado por un semáforo. / Abel Verano

El concejal de Urbanismo, Eduardo Amor, presentó ayer esta actuación, presupuestada en 890.000 euros y que estará subvencionada por Obras Públicas

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El concejal de Urbanismo y Hacienda de Castro Urdiales, Eduardo Amor (CastroVerde), presentó ayer los tres proyectos que el Ayuntamiento pretende acometer a partir del próximo año, con una subvención de 600.000 euros de la Consejería de Obras Públicas, entre los que destaca la rehabilitación de los túneles de Ocharan, una actuación, presupuestada en 890.000 euros, que permitirá mejorar la circulación en una de las arterías principales de la ciudad.

Con un plazo de ejecución de seis meses, este proyecto, que lleva once años encima de la mesa, ha sufrido una modificación respecto al que se confeccionó en el año 2009 tras la convocatoria de un concurso de ideas, que ascendía a dos millones de euros. Lo que ahora se prevé, según señaló ayer Amor en el transcurso de una rueda de prensa, es una actuación más «utilitaria, pensando únicamente en los viales, que es lo que más necesita la ciudad y los vecinos de Castro».

La obra en sí supone derribar el actual túnel por lo que circulan los coches a través de la regulación de un semáforo, para ampliarlo y habilitar dos carriles de doble sentido por donde, además de coches, podrán circular autobuses y camiones, ya que se elevará la altura de la infraestructura. «Se respetará el actual paso de peatones y esa pared». Al mismo tiempo de abrirá el túnel de Alén que será para uso peatonal y dar continuidad al carril bici que se creó hace unos meses en la calle Leonardo Rucabado, que fue sometida a una reordenación.

El segundo de los proyectos que el Ayuntamiento de Castro Urdiales quiere acometer con la subvención de Obras Públicas es la construcción de un vial en el barrio de Cotolino, que quedó pendiente de ejecutar con la recepción del Plan Parcial de Cotolino del año 1994-95. «Pese a que era muy importante, se dejó sin hacer y a pesar de que se ha intentado llevar a cabo durante varias legislaturas no ha sido posible porque hay unos garajes en medio que han provocado un conflicto con los vecinos», según señaló Amor.

El Ayuntamiento también quiere habilitar un vial en Cotolino y construir aseos públicos

Así las cosas, el Consistorio castreño ha optado por dividir en dos fases el proyecto, presupuesto en su conjunto en 500.000 euros (la primera fase ascendería a 400.000) y con un plazo de ejecución de tres meses. La primera parte consistiría en llevar el vial desde Chinchapapa hasta los garajes dejando un pequeño tramo hasta Nicolás Torre para una segunda fase. «Se intentará ejecutar todo, pero en caso de que haya problemas, al menos que quede asegurada la primera fase. Mas tarde que nunca se abrirá ese vial porque es necesario dando el intenso tráfico que tiene», apuntó el edil.

La tercera actuación que quiere acometer el Ayuntamiento castreño es la construcción de tres aseos públicos en las principales zonas de concentración de turistas, que están presupuestados en 330.000 euros y tienen un plazo de ejecución de dos a tres meses. Uno de ellos se colocaría en la confluencia entre el muelle Don Luis y el paseo marítimo, un doble se situaría en el Parque de Amestoy y el cuarto en la zona de San Guillén, frente al Pabellón de Actividades Náuticas.

La próxima semana el Ayuntamiento remitirá los proyectos al Gobierno de Cantabria, para que otorgue el visto bueno. Todos ellos deberán de estar licitados antes del 30 de junio y ejecutados en menos de año y medio.

Un proyecto histórico

El proyecto para rehabilitar los túneles de Ocharan tiene un largo bagaje. De hecho han pasado 11 años desde que la Consejería de Obras Públicas presentara un proyecto al propio Consistorio castreño, en el que ya se contemplaba una partida de 582.531 euros para la ejecución de esta obra. Tras el informe favorable de la Comisión Técnica de Patrimonio Edificado, perteneciente a la Consejería de Cultura, puesto que las obras afectan al BIC (Bien de Interés Cultural) ‘Palacete, Castillo-Observatorio y Jardines de Los Ocharan’, Obras Públicas envió en 2006 un proyecto. A pesar de ello, el equipo de gobierno que lideraba Fernando Muguruza en su segundo mandato, convocó en 2008 un concurso de ideas para la ejecución de la obra. Por aquel entonces, el concejal de Industria de Castro Urdiales, Agustín Fernández (PP), explicó que el proyecto de Obras Públicas había sido descartado porque contemplaba «la total demolición de los tres túneles ubicados en esa zona: el del ferrocarril de Traslaviña, y los dos del ferrocarril de Castro-Alén».

Meses después ese equipo de gobierno eligió el proyecto ‘Abracadabra’ de los arquitectos Cristina Hacha y Miguel Zaballa como el ganador del concurso de ideas, y Obras Públicas se comprometió a aportar los 582.531 euros de su proyecto inicial. Pero pasaron los años y el proyecto no se ejecutó. El anterior equipo de gobierno liderado por el PP tampoco pudo llevarlo a cabo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos