Un centro de día compartido y con jardín

Jardines de la Residencia Municipal que se quieren rehabilitar para un uso compartido. /IC
Jardines de la Residencia Municipal que se quieren rehabilitar para un uso compartido. / IC

El Ayuntamiento estudia fórmulas para que el edificio del Icass y la Residencia Municipal compartan espacios para aprovechar mejor esta infraestructura

INÉS CASTRESANA

El centro de día de Castro Urdiales, construido por el Gobierno de Cantabria en una parcela municipal, está preparado para dar servicio a más de ochenta usuarios aunque sólo oferta medio centenar de plazas, todas ellas concertadas. Un edificio de tres plantas, con más de 700 metros cuadrados por planta, una amplia terraza y un sótano con garajes. En la actualidad atiende cada día a 26 usuarios.

El concejal de Servicios Sociales, José Ángel Uriarte, pretende solicitar al Icass, (Instituto Cántabro de Servicios Sociales) que los usuarios de la residencia municipal puedan, en momentos determinados, aprovechar las instalaciones del edificio vecino. Y es que ambas construcciones están separadas sólo por un muro. «El director está de acuerdo conmigo. Éste es un centro totalmente infrautilizado, a mí me parece un desperdicio absoluto», indicaba Uriarte. El edil se plantea la posibilidad de que alguna de las actividades especiales que se llevan a cabo en la residencia, como la celebración de los cumpleaños (se realiza una merienda al mes para festejarlos), conciertos o similares, se pudiesen realizar en el centro de día.

Alejandro Helguera, director del Centro de Día, explicaba que «desde el centro lo que planteamos es que este es un edificio con unas instalaciones envidiables y en cierto modo está infrautilizado, se le podría dar mucho más uso». «Nos hemos reunido varias veces con el concejal y las ideas que ha puesto encima de la mesa son varias. El hecho de que los usuarios de la residencia pudiesen usarlo es una de ellas y podría tener cabida pero, al final, todas las ideas acaban en el mismo punto».

«El director está totalmente de acuerdo conmigo, éste es un centro infrautilizado»

El Icass, (Instituto Cántabro de Asuntos Sociales) es el propietario del centro de día y la institución de la que, en último término, depende la decisión. «Tendría que haber un entendimiento entre administración municipal y regional», apuntaba Helguera, que reconocía que el edificio está pensado para 88 usuarios pero la empresa que lo gestiona, Promayorem, sólo tiene licitadas 55 plazas concertadas. «Incluso en ese contrato queda un margen de la capacidad del edificio respecto a las plazas que se podrían llegar a ocupar».

Por otra parte, el concejal también valora la posibilidad de abrir y conectar ese muro que, en la actualidad separa ambas instalaciones, centro de día del Gobierno de Cantabria y residencia municipal, «de forma que pueda haber mayor relación entre ambas instituciones». En cuanto al jardín que rodea el centro de día, Uriarte recordaba que es de titularidad municipal y que su intención «es abrirlo al público con su paseo». «Esos jardines de delante del centro de día tienen menos barreras arquitectónicas que los de detrás de la residencia y arreglarlos serviría para que los usuarios pudiesen salir del centro a tomar el sol y encontrarse con gente», explicaba. «Es una inversión municipal así que depende de nosotros». El edil también cree que sería fácil que quienes están en la residencia pudiesen usar esa zona ajardinada.

«La intención del Ayuntamiento es arreglar los jardines y abrirlos al público como paseo»

A este respecto, Helguera reconocía que «poder adaptar y preparar un poquito el jardín que tenemos delante sería positivo para los usuarios del centro de día o incluso de la residencia, pero también para toda la ciudadanía y los familiares. Sería un pulmón dentro de Urdiales». «Los mismos usuarios lo reclaman. De hecho, el primer día que el concejal vino a visitarnos, un grupo de usuarios se acercó a él, cuando les dije quien era, y se lo pidieron personalmente».

El director del centro de día se mostraba bastante ilusionado con esta posibilidad ya que, como decía, «en última instancia es algo que está en manos del Ayuntamiento sin tener que hacer todo el trámite burocrático que supondría ponerse en coordinación con el Icass».

Desde el Ayuntamiento se solicita colaboración al Icass para la oficina de información a la mujer

Precisamente, este jueves, los usuarios del centro han celebrado la 'Fiesta de las familias', con la feria de abril como telón de fondo. «Hemos organizado entre todos los centros que gestiona la empresa un concurso de abanicos», explicaba Helguera. Tras la entrega de premios con presencia de las autoridades, la fiesta terminó con una actuación de la casa de Andalucía.

La idea de utilizar parte del edificio del centro de día para otras actividades relacionadas con el funcionamiento de la residencia de mayores no es nueva, ya se puso encima de la mesa en la pasada legislatura pero se abandonó por las dificultades burocráticas que supone. El edil tiene previsto, en breve, contactar con la institución regional para plantear estas cuestiones.

Centro de la Mujer

Por otra parte, José Ángel Uriarte también cree que el Instituto cántabro de Servicios Sociales debería colaborar con la financiación del CIM (Centro de Información a la Mujer), que es un servicio municipal que cada año atiende a un gran número de mujeres y que, en la actualidad también recibe a las mujeres que son derivadas desde otros municipios cercanos como Laredo, Colindres o Santoña. «Si te viene una mujer de Laredo, o de donde sea, ¿cómo le vas a decir que no le atiendes porque no es de tu pueblo?», decía Uriarte, que insistía en la gran labor que el CIM lleva a cabo con un escaso presupuesto: 63.880 euros anuales a los que se acaba de añadir una partida de 4.893 euros. «No hay que olvidar que el CIM atiende a muchas víctimas de violencia de género. Es un servicio que habría que ampliar, pero eso depende de los presupuestos o de que el Icass se haga cargo, de una parte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos