Comienza la cuenta atrás para el Coso Blanco

Un momento de la celebración del desfile del Coso Blando en la pasada edición. :/Antonio 'Sane'
Un momento de la celebración del desfile del Coso Blando en la pasada edición. : / Antonio 'Sane'
Castro Urdiales

El 14 de mayo concluye el plazo de inscripción para los carrocistas interesados en participar en el desfile que este año se celebrará el 6 de julio

INÉS CASTRESANA Castro Urdiales

A dos meses de que se celebre el Coso Blanco, Fiesta de Interés Turístico Regional con aspiraciones de convertirse en fiesta de Interés Nacional y que en los últimos años ha vivido, sin duda, sus horas más bajas, acaban de publicarse las bases que regularán el concurso. El plazo de inscripción para quienes quieran participar en este desfile de carrozas, que este año cumple su edición número 71 y se celebrará el 6 de julio, finaliza el próximo 14 de mayo.

Estas bases reguladoras incluían algunas novedades, entre ellas, el lanzamiento de los fuegos artificiales en mitad del desfile que finalmente no se realizará, atendiendo así a la petición de los carrocistas. Otra de las novedades que incluyen estas bases es que para poder optar a los cinco primeros premios, se exige que las carrozas sean totalmente inéditas. Además, en esta ocasión, los premios que el jurado considere que deben quedar desiertos, no serán repartidos entre los participantes del desfile, tal y como hasta ahora se venía haciendo. Las bases también contemplan una reducción en la cuantía de los premios para aquellos carrocistas que incumplan alguna de las normas y, en algunos casos, se contempla la posibilidad de sancionar con la no participación en el desfile el siguiente año.

Unas bases que, a pesar de haberse elaborado tras varias reuniones con los carrocistas, no han gustado demasiado. Al menos, a algunos de ellos. Prácticamente todos los carrocistas coinciden en considerar que el lanzamiento de los fuegos en mitad del desfile es un error y el propio concejal, Humberto Bilbao, ha asegurado que ha decidido rectificar y lanzarlos al término de la entrega de premios.

Las bases contemplan una reducción de la cuantía de los premios si se incumplen las normas

«Es para hacérselo mirar porque si todos los concejales y todos los que han querido colaborar se topan con el mismo problema, igual es que el problema lo tiene el que está siempre ahí», decía Bilbao, que apuntaba que «las bases no varían demasiado en cuanto a las normas de las carrozas, porcentaje de papel, etcétera, así que las carrozas se podían ir elaborando aunque las bases no se hubiesen publicado». El concejal insistía en que la mayor parte de las bases han sido consensuadas con los carrocistas.

Javier Carrasco, que este año cumplirá, si participa, su cincuenta aniversario en el desfile, aun no puede asegurar si tomará parte en el mismo porque, fundamentalmente, tiene un problema con el local para elaborar su carroza. A pesar de que reconoce que el Ayuntamiento ha puesto a su disposición un par de lugares es, el carrocista cree que no cumplían las condiciones necesarias para poder realizar su trabajo artístico. «El concejal estuvo atento y ha tratado de ayudarme pero uno era junto al local de Salazar y no me parecía propio trabajar junto a otro carrocista y otro tiene un problema con la luz que aún no se ha resuelto». En la actualidad, está ocupando un local cedido por un particular y Carrasco aún no sabe si podrá disponer de él hasta el momento del desfile.

Para optar a uno de los cinco primeros premios, la carroza tiene que ser totalmente inédita

En cuanto a las bases, el veterano carrocista, reconoce que se han celebrado varias reuniones de trabajo para prepararlas y apunta a que «el tema de las penalizaciones parece que van dirigidas contra dos carrocistas en concreto y no son de recibo para unas bases que han regir varios años». Las bases estipulan que quienes insulten, se nieguen a recoger el premio o realicen gestos inapropiados serán descalificados y no podrán participar en la siguiente edición.

Humberto Bilbao recuerda que «todos los castreños hemos visto ese tipo de actitudes en muchas ocasiones y esto no va en contra de nadie, simplemente se pone por escrito y se va a ser riguroso con ello, no podemos tolerar insultos». Asegura que «esto está consensuado y ninguno ha puesto pegas, esto es una fiesta y hay que intentar que todos lo pasemos bien».

Luis Miguel Quintana es otro de los participantes habituales del concurso, con once primeros premios y quince segundos en su palmarés. Éste año aún no sabe si participará y explicaba que «ahora tendríamos que estar hablando de otros aspectos del concurso y no de las bases a sólo dos meses del desfile; deberíamos estar inmersos una buena campaña de promoción en el exterior de Castro». «Las bases incluyen cosas que no se entienden, como la obligación de presentar un buen boceto antes del 14 de mayo porque si no, te sancionan, aunque luego en la carroza ese boceto no se haya plasmado bien», explica Quintana.

Javier Carrasco cree que las penalizaciones «no son de recibo para unas bases que regirán varios años»

Otros participantes en el desfile optan por el silencio y no critican las bases, como el caso de Colococos, uno de los grupos que se han incorporado a la tradición de Coso Blanco en los últimos años y que en ésta edición volverán a presentar una carroza después de que el pasado año diesen la sorpresa y se llevasen el segundo premio. Tampoco otros veteranos como José Antonio Salazar, Antonio Uriarte o José Arozamena y la cuadrilla que este año le acompaña, han querido hablar de este asunto.

Para Bilbao los cambios en las bases están totalmente justificados y respecto a la prohibición de repetir figuras o de utilizar figuras usadas en desfiles de lugares cercanos, Bilbao insiste en que «para eliminar cualquier tipo de sospecha, si nos enseñan fotos del proceso de elaboración de las partes más importantes de la carroza, despejamos cualquier tipo de duda». «Se trata de elaborar un pequeño dossier y ya está, todo control, con el fin de despejar cualquier tipo de duda es bueno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos