«El Coso Blanco de este año ha sido bastante patético y decepcionante»

Foto del grupo Francis 2 tras recibir el primer premio de la 70 edición del Coso Blanco. :: SANE/
Foto del grupo Francis 2 tras recibir el primer premio de la 70 edición del Coso Blanco. :: SANE

Francis 2, ganador del certamen celebrado el pasado viernes, lamenta la falta de calidad de las carrozas participantes y los problemas organizativos

ABEL VERANO

castro urdiales. La 70 edición del Coso Blanco, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, ha dejado mal sabor de boca no solo a numerosos vecinos de Castro sino a los propios protagonistas de este popular certamen nocturno de carrozas. Francis 2, grupo que se alzó con el primer premio del concurso, cree que esta última edición fue «bastante patética» y «decepcionante» por la baja calidad de las carrozas y los problemas organizativos que se sucedieron a lo largo de la noche.

Al retraso en el inicio del concurso y la entrega de los premios, en una noche desapacible por la lluvia, Francisco López suma la falta de calidad de la mayoría de las carrozas participantes, «algunas de las cuáles tenían piezas repetidas de ediciones anteriores». «Para el nivel del Coso Blanco había cuatro carrozas. El resto no era aceptable. Y encima dos premios quedaron desiertos».

Para más 'inri', el representante de Francis 2 lamenta los problemas que tuvieron a la hora de desmontar las carrozas, una vez finalizado el concurso, como consecuencia de los coches que había aparcados en la zona.

López sigue sin entender por qué no se optó por dar una vuelta al circuito en lugar de dos, teniendo en cuenta las malas condiciones meteorológicas, ni el retraso en la deliberación de los premios por parte del jurado «teniendo en cuenta que habían venido a nuestras naves a ver las carrozas, que estuvieron expuestas la noche anterior y el mismo día del certamen».

Así las cosas, este carrocista entiende que «hay que empezar a trabajar de cara al futuro para sacar adelante esta fiesta, porque si no es mejor que desaparezca para siempre». «Si aquí viniera un comisario como los de Michelin que pasan por los restaurantes para comprobar que se cumplen con los requisitos exigidos para la concesión de las estrellas, no sé que pasaría con el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional, porque creo que nos hemos quedado un poco atrás».

Para poner fin a este declive, López cree que lo primero que habría que hacer es promover locales donde la juventud puede empezar a trabajar en sus carrozas durante todo el año y «que un grupo de chavales no deje de participar por no tener un lugar donde confeccionar sus trabajos». Además, según este experimentado carrocista, habría que crear equipos de trabajo con carrocistas para que puedan formar a esos jóvenes. A lo que habría que sumar una «implicación total», por parte del Ayuntamiento, en todos los aspectos. «No es normal que por un cambio de concejal de Festejos esto baje año tras año. Esto tiene que reflotar y luego mantenerse, esté quien esté».

López piensa, además, que el jurado debe estar integrado por gente nueva y algún miembro que repita para detectar el uso reiterado de figuras por parte de algunos carrocistas, «algo que está prohibido en el caso de los tres primeros premios, que deben ser inéditos».

Críticas del PSOE

El grupo municipal socialista también se refirió ayer al Coso Blanco y señaló que es una fiesta que «va a menos». «Una de nuestras tradiciones más longevas y con mayor arraigo de nuestra ciudad está sufriendo una perdida de interés de la ciudadanía castreña y su entorno. Una fecha importante dentro del calendario estival está dejando de tener relevancia».

Según los socialistas, para que esta fiesta recupere el esplendor de épocas pasadas, «debemos aplicar la misma medicina que para la Semana Grande: dotarla de un mayor presupuesto aumentando los ingresos por otras vías. Solo de esta manera se conseguirá que los ciudadanos, carrocistas, y tejido asociativo vuelvan a ilusionarse por esta entrañable fiesta».

El PSOE castreño también hizo ayer un balance respecto a las pasadas fiestas de la Semana Grande, «que han estado carentes de contenidos y de eventos propiamente festivos y mal organizadas». «La sensación de un pueblo en fiestas y en semana grande ha sido inexistente», señalan.

Lo que los socialistas entienden como una ciudad en fiestas, «es una ciudad engalanada y ambientada con motivos festivos». «La ausencia de actos durante el día ha hecho que la ciudadanía no perciba que su ciudad estaba en fiestas».

Además, consideran que la decisión del equipo de gobierno (CastroVerde) de suprimir las casetas, que a su entender aportaban a la Semana Grande unos contenidos festivos que ayudaban a dar sensación de continuidad de las fiestas, «ha sido el principal error de la organización de la Semana Grande».

Los socialistas castreños defienden que las fiestas se deben realizar para toda la ciudadanía. «No creemos en las imposiciones de un modelo de fiestas de unos pocos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos