Carreteras reabre la autovía en Ontón tras veinte horas de atascos

Trabajos de retirada del camión incendiado. / Sane

Los restos del camión incendiado están siendo retirados por una grúa especial y se reforzarán con bloques de hormigón los laterales de la carretera, destrozados tras el accidente

DM .
DM .Castro Urdiales

La Autovía del Cantábrico A-8 ha recuperado la normalidad en la zona de Ontón, en Castro Urdiales, cerca del límite con la provincia de Vizcaya, tras registrarse durante más de un día (25 horas) retenciones en esta vía.

Los atascos han sido consecuencia del accidente de un camión que chocó y cuya cabina se incendió, y en el que perdió la vida el conductor -un hombre de 53 años de Gijón- que cayó por el puente a una vía secundaria, así como también la cabina, que se desprendió del remolque.

Según ha informado la Guardia Civil de Tráfico, desde las tres de esta tarde están abiertos a la circulación los dos carriles en cada sentido, hacia Bilbao y Santander, después de que ayer, tras el siniestro (que se registró a las dos de la tarde) se tuviera que instalar un tránsfer. Además, ya no se registran retenciones.

Así, se habilitó uno de los carriles que van a la capital cántabra para los vehículos que se dirigían al País Vasco, en una jornada festiva en esta última comunidad, y en una fecha que coincidía, además, con la operación retorno y salida de las vacaciones, de finales de julio y principios de agosto.

A primera hora de la mañana, los atascos superaban los 13 kilómetros, entre Ontón e Islares, hacia Bilbao, y también había circulación lenta desde Muskiz hacia Santander. Por eso, desde la DYA Cantabria se recomendaba a los conductores el uso de rutas alternativas, como la CA-250 por puerto Las Muñecas.

Crónica del accidente

Según ha podido saber este diario, la grúa solicitada ayer para retirar los restos del camión incendiado en el viaducto de Ontón no tenía medios suficientes para realizar la operación, así que la Demarcación de Carreteras en Cantabria ha utilizado hoy una grúa especial para realizar la complicada actuación. Una vez que la vía haya sido despejada totalmente se han reforzado las protecciones laterales de la carretera, que han quedado destrozadas tras el accidente. Para evitar que una salida de vía en ese punto termine con un coche cayendo al vacío desde el viaducto, Carreteras ha utilizado, de manera provisional, bloques de hormigón. Además, se ha impuesto en todo el tramo afectado una reducción de velocidad obligatoria.

Fotos

Vídeos