El cerdo muerto colgado en la fachada de la Junta Vecinal de Otañes desata las críticas de Equo

El cerdo muerto colgado en la fachada de la Junta Vecinal de Otañes desata las críticas de Equo
Equo

La formación política pide su retirada, aunque es una tradición exhibirle durante el día de la matanza, porque «atenta contra la dignidad animal» y «ofende a quienes aman a los animales»

EFESantander

Equo Cantabria ha solicitado a la Junta Vecinal de Otañes que no se exhiba el cerdo muerto en su fachada, una tradición habitual por el día de la matanza, y se ha dirigido también al Ayuntamiento de Castro Urdiales para pedir que evite su exhibición que, a su juicio, «es contraria a la dignidad animal» y «ofende a las personas que aman a los animales».

Equo señala que la Junta Vecinal de Otañes, administración organizadora del acto, argumenta que el día de la matanza del cerdo, que el año pasado se celebró el 13 de diciembre, es una jornada en la que «se fomenta la cultura y la tradición popular que recuerda la costumbre de muchas familias del valle de Otañes«.

Así, tras un año de crianza natural, se procede a la matanza, y posterior exhibición del cerdo en la plaza que al día siguiente será cortado y cocinado, con la degustación de picadillo y platos cocinados por los vecinos e invitados en la plaza de Otañes.

Para Equo Cantbria, «lo más llamativo del festejo» consiste en la exhibición durante el día anterior del cerdo muerto colgado desde el balcón de la fachada del edificio de la Junta Vecinal, en la plaza del pueblo. Este es un acto que es calificado por parte de este partido como «denigrante y poco educativo», además de «contrario a las conductas cívicas y a las normas sanitarias».

Equo también cree que «seguir recurriendo a la muerte de un animal para deleite de los vecinos del lugar resulta antediluviano». «No solo es un acto de mal gusto, sino que atenta a la dignidad animal y a la dignidad de las personas que amamos a los animales», destaca la coportavoz de Equo, Dolores Póliz.

Equo

En la solicitud de Equo Cantabria dirigida al alcalde de Castro Urdiales y a la Junta Vecinal de Otañes para que se evite la exposición del cerdo muerto colgado en la plaza se advierte del posible incumplimiento de las normas sanitarias, por lo que se pide que se efectúen los controles necesarios para garantizar la salud de las personas participantes.

Equo considera que siendo una administración pública «la que organiza, promueve y ejecuta el despiece del animal», se debería ser «especialmente escrupuloso a la hora del cumplimiento de las medidas sanitarias en la matanza, conservación y despiece del cerdo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos