La oficina de la OCA de Castro se colapsa en su primer día de atención a los vecinos

Medio centenar de vecinos no pudieron ser atendidos ayer al abrir las oficinas de EYSA durante a penas dos horas./Abel Verano
Medio centenar de vecinos no pudieron ser atendidos ayer al abrir las oficinas de EYSA durante a penas dos horas. / Abel Verano
Castro Urdiales

Los conductores critican que la empresa que gestiona el aparcamiento abriera sus instalaciones un día después de la puesta en marcha del servicio

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

«Esto es una vergüenza. Las cosas no se pueden hacer así. Abren la OCA ayer para pagar y hoy la oficina para formalizar datos. Es una vergüenza. Esto no tiene sentido ni fundamento». El testimonio de Marisol bien puede representar el sentir de los cientos de vecinos de Castro Urdiales que colapsaron ayer las dependencias de la empresa EYSA, encargada de la gestión de la OCA, en el primer día de atención al público.

El hecho de que las oficinas abrieran únicamente de 10.30 a 12.30 horas desató el malestar de los vecinos que hicieron cola durante horas. Es el caso de Marisol que después de hora y media de espera lamentaba que las dependencias de EYSA cerrarán a las doce y media. «Nos están multando los coches porque los trabajadores de la OCA están haciendo bien su trabajo, pero nosotros continuamos sin la tarjeta».

Marisol, que reside en Ostende, donde hay zona azul, dice que tiene tres coches pero sólo puede tener dos tarjetas de aparcamiento. Dio de baja una de ellas y ahora quiere sacar una nueva. «Lo que no entiendo es que los que vivamos en zona azul tengamos que aparcar en la zona roja». Pero si alguien se ve afectado por esta circunstancia ese es el marido de esta vecina, que es pintor y necesita aparcar en las tres zonas habilitadas (azul, roja y marrón). «No nos negamos a pagar, pero esto es un cachondeo», asegura Marisol, al tiempo que reconoce que la anterior OCA era más beneficiosa para los castreños, «quizá no para los de fuera», porque les permitía aparcar en unas zonas u otras. «Generalmente los castreños no movemos los coches, al menos yo para ir de Ostende a la Plaza del Mercado, otra cosa es que tenga que ir al Centro de Salud de Cotolino».

Otro de los que este viernes aguardaba a ser atendido por los operarios de EYSA para poder recibir su tarjeta de aparcamiento era Gregori. «Esto es un caos, una locura. Así no se hacen las cosas. No se puede abrir un viernes dos horas para todos. Encima van a poner multas hoy», aseguraba.

Este vecino de Castro considera que la empresa encargada de la OCA tenía que haber previsto todo con tiempo. En su caso, Gregori acudió este viernes a las oficinas de EYSA para sacar una tarjeta nueva al haber cambiado de coche. Sobre las nuevas zonificaciones, aseguró que a él no le afecta porque siempre ha aparcado en zona azul y no mueve su coche al centro.

Veinte minutos después de la hora de cierre de la oficina de la OCA, una de las trabajadoras de la empresa salió a la calle para dar cita a medio centenar de vecinos que hacían cola ante la imposibilidad de poderles atender este viernes. De uno en uno fue congiendo los nombres de los vecinos y les dio hora para que acudan el lunes. «Si no van a venir avisen, por favor».

Plazas libres en el centro

En el segundo día de la entrada en funcionamiento de la nueva OCA pudieron verse, como el primer día, varias plazas de aparcamiento libres en la zona roja (comprendida de la calle La Ronda hacia el mar, entre el Centro Cultural Eladio Laredo y el Centro Musical Ángel García Basoco).

Esto supone que se está cumpliendo el objetivo que pretende el Ayuntamiento de Castro Urdiales de que aquellos que quieran acercarse al centro para hacer sus comprar o gestiones encuentren con facilidad un aparcamiento. De lo que se trata es de que haya rotación de vehículos en el casco histórico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos