Astillero, epicentro del movimiento obrero

La Plaza del Mercado fue utilizada como lugar de concentración paralos mítines obreros, a pesar de las reticencias del Ayuntamiento

jesús maría rivas
JESÚS MARÍA RIVASAstillero

Desde finales del siglo XIX y primeros del siglo XX, el desarrollo de las explotaciones mineras en la Sierra de Cabarga atrajo a los cotos mineros de los pueblos del entorno, a miles de trabajadores de distintas regiones de España, llegando a alcanzar la cantidad de 7.000 trabajadores, en 1907, y durante muchos años, prácticamente hasta comenzar el periodo de decadencia a partir de la I Guerra Mundial, pasaron de los 5.000.

Los trabajos de extracción de mineral se hacían en aquella época, generalmente, a base de mano de obra, hasta después de la Guerra Civil de 1936; las condiciones de trabajo en las explotaciones mineras eran, en la inmensa mayoría de los casos, penosas, con salarios arbitrarios, sin jornadas de trabajo establecidas, con uso obligatorio de cantinas y barracones impuestos por las empresas con precios abusivos y con hacinamiento en viviendas y barracones de los trabajadores venidos de fuera.

Esta situación provocó un movimiento continuado de conflictos, huelgas, manifestaciones y mítines de los obreros de las minas, que reivindicaban mejoras de sus condiciones de trabajo, de salud e higiene. Aunque Astillero no era la residencia mayoritaria de los trabajadores de las minas, (en el año 1909, sólo vivían en Astillero 150 mineros, mientras que en Villaescusa vivían 1.500 mineros ó 1.300 en Medio Cudeyo) era frecuente que las manifestaciones durante los días de huelga o las celebraciones del 1º de Mayo terminaran en Astillero o que los mítines de las organizaciones obreras, tanto sindicales como políticas, se celebraban en la Plaza del Mercado de Astillero o el Centro Obrero situado en la calle Industria.

La Plaza del Mercado fue lugar habitual de concentraciones obreras a finales del siglo XIX y principios del XX.
La Plaza del Mercado fue lugar habitual de concentraciones obreras a finales del siglo XIX y principios del XX.

A todo esto ayudó sin duda, que la principal empresa minera de Cabarga, ‘Orconera Iron Ore & Co’, con 1.264 mineros, tenía sus oficinas centrales en Astillero, o que la segunda empresa en importancia ‘San Salvador Spanish Iron’, con 605 mineras, quedara muy cerca, lo mismo que ‘Minas Complemento’, con 589 mineros y que también trabajaba por la zona de San Salvador. De manera que en muchas ocasiones algunos grupos de mineros comenzaban sus manifestaciones en el puente de San Salvador y terminaban en un mitin en Astillero.

En muchas ocasiones fue utilizada la Plaza del Mercado como lugar de concentración para los mítines obreros, a pesar de las negativas y reticencias del Ayuntamiento, cuyos gobernantes veían con temor el aumento de las organizaciones obreras de socorro mutuo, los sindicatos y el crecimiento de las ideas socialistas. En marzo de 1899, se había creado la primera Agrupación Socialista de la zona de Cabarga en Astillero; esta agrupación iba a jugar un papel importante en la organización de las huelgas que se sucederían a lo largo de los próximos 15 años.

Durante la huelga de la minería, que se llevó a cabo en agosto de 1906, reivindicando la jornada de nueve horas, la ley de accidentes de trabajo o el reglamento de Mujeres y niños, se reunieron en la Plaza del Mercado de Astillero, el día 26, unos 3.500 trabajadores; en este mitin intervino el dirigente socialista local Facundo Perezagua. La huelga se extendío hacía otros sectores industriales y, pocos días después, un nuevo mitin reunía en la Plaza del Mercado 5.000 trabajadores. Concentraciones similares de trabajadores se producían con las celebraciones del 1º de mayo en la Plaza del mercado.

Como las empresas mineras incumplían sistematicamente los acuerdos a los que se llegaba para dar por finalizada la huelga, en 1910. se produce una nueva huelga de la minería, con similares reivindicaciones que en 1906, como eran la jornada de nueve horas. El 31 de diciembre se promulga la ley que recoge la jornada máxima de 9.30 horas, especialmente por el aguante de los mineros de la cuenca Vizcaína, por lo que los dirigentes socialistas creen llegado el momento de hacer una campaña de relanzamiento del socialismo, con la llegada de lideres nacionales.

En estas circunstancias se organiza un mitin en el Centro Obrero de Astillero, el día 8 de febrero de 1991, con la presencia del socialista Pablo Iglesias, que había conseguido su acta de diputado el año anterior, siendo el primer diputado socialista de la historia de España. Llega a las cuatro de la tarde en el tren procedente de Bilbao y es acompañado por un grupo numeroso de trabajadores, que le esperaban para trasladarse andando hasta el centro Obrero en la calle Industria. Finalizado el mitin, Iglesias se trasladó en el tranvía a Santander, visito a su amigo el doctor Madrazo y marchó en el tren correo hacia Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos