Qué hacer después de clase

Las actividades fueron propuestas por las empresas, clubes y centros deportivos y culturales del municipio. /
Las actividades fueron propuestas por las empresas, clubes y centros deportivos y culturales del municipio.

Más de 300 niños y niñas conocieron de primera mano la oferta deportiva y cultural en la primera feria de actividades extraescolares de El Astillero

SHEILA IZQUIERDO

La concejala de Cultura, Educación y Juventud del Ayuntamiento de El Astillero, María Ángeles Eguiguren, calificó de «éxito» el resultado de la primera feria de actividades extraescolares celebrada en el pabellón La Cantábrica el pasado fin de semana, una iniciativa que contó con más de 300 niños y niñas y unos 20 stands diferentes.

La iniciativa, organizada por dos empresas dedicadas al sector de la educación en el municipio, como Mariposas en la mochila y Academia Batiz, contó con la colaboración de la Concejalía de Cultura, Educación y Juventud y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento astillerense, que entendieron la importancia de dar a conocer la oferta de actividades.

Al realizar balance, la concejala apuntó que participaron más de 300 niños y niñas junto con sus padres, tomando parte activa en los distintos talleres organizados por las diversas empresas, Ampas, clubes deportivos y la propia Concejalía de Cultura a través del Almacén de las Artes. Así, pudieron tocar instrumentos, utilizar impresoras 3D en un taller de robótica, probar sus dotes como pintores, realizar escalada en el rocódromo, patinar, jugar practicando el inglés y realizar un sinfín de juegos educativos, con los cuales pudieron divertirse. Al mismo tiempo, aseguró María Ángeles Eguiguren, «las familias pudieron obtener información de primera mano de una buena parte de la oferta cultural, educativa y deportiva del municipio y abrir los focos de interés de los peques a actividades y deportes poco conocidos para ellos».

Experiencia directa

Los padres que acudieron al evento pudieron recibir toda la información que solicitaron sobre horarios, precios y oferta de actividades y, por otro lado, los niños pudieron vivir la experiencia en primera persona, participando en una gran variedad de talleres demostrativos y actuaciones de carácter gratuito.

Por su parte, los colectivos, clubes y empresas participantes valoraron muy positivamente esta iniciativa con la que han podido llegar de forma directa a las familias que han aprovechado para llevarse la información de aquellas actividades que les han resultado interesantes e, incluso, muchas han rellenado las hojas de inscripción de reserva de plazas.

Para hacerlo aún más divertido, al finalizar la jornada se sortearon entre las niñas y niños que asistieron a la fiesta clases gratuitas, material deportivo, lotes de material escolar o bolines, «todo ello relacionado con el contenido de la fiesta», apuntó Eguiguren.

Dentro de las actividades que se ofertaron ese día, por parte de la Concejalía de Cultura y a través del Almacén de las Artes, se ofrecieron demostraciones de robótica y música moderna a través de divertidos talleres.

También, el Club de Atletismo expuso material y equipamiento antiguo; el Club de Ajedrez acercó a los niños a este juego de estrategia, a través de partidas rápidas; la Academia Batiz organizó un taller de creación literaria de poemas en conserva y otro de libro de artista; Mariposas en la Mochila mostró sus dados endiablados para desarrollar el cálculo; el AMPA La Planchada presentó un divertido material para desarrollar el juego creativo; el AMPA El Convento informó sobre las diversas actividades que gestionan; el Club de pádel puso a prueba la rapidez en dar a la pelota con diferentes juegos.

Los niños y jóvenes pudieron iniciarse en la Escalada con Carlos en el rocódromo de La Cantábrica; la Escuela de arte Ana Laza organizó una exposición de obras y los niños pudieron probar diferentes técnicas de pintura;

Por su parte, la Escuela de Música Alicia Emma mostró cómo interactuar a través de la música de forma divertida; la Escuela Municipal de Petanca mostró con diversos juegos cómo este deporte puede ser practicado por todas las edades; la empresa Educo realizó demostraciones de Jumping Clay Art, Pequechef, Peque Ingenieros y Microblocks; con el taller de electroescritura se demostró que es posible escribir sin mirar al teclado guiado por luces y sonido; el club de Patinaje enseñó cómo sacar mayor partido a los patines.

Por otro lado, la Sociedad Deportiva de Remo puso a prueba la fuerza y resistencia de los peques con el ergómetro; la Nueva Escuela Danza y pilates ofreció clases abiertas en las que mostraron los diferentes estilos de baile que se imparten en las instalaciones y las academias de inglés English On, Frankie's y Wep-World Education Program ofrecieron un laboratorio de idiomas. Los cuentos, las canciones y las manualidades pusieron a prueba el nivel de idiomas.

Con todo ello, los niños pudieron conocer mejor la actividad.

Fotos

Vídeos