La puesta a punto de los parques de El Astillero

La puesta a punto de los parques de El Astillero
José Compostizo

El Ayuntamiento de El Astillero ha iniciado una campaña de limpieza en las áreas infantiles que, bajo el título 'a fondo', englobará varias labores

SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El Ayuntamiento de El Astillero ha dado comienzo a una campaña especial de limpieza de áreas de juegos infantiles en el municipio, unas labores que intensificará ahora, previo a la temporada de verano, y que permitirá la erradicación de pintadas en los elementos de juego, entre otros trabajos.

Bajo la denominación de 'a fondo', esta campaña de limpieza impulsada desde la Concejalía de Medio Ambiente se llevará a cabo en las zonas de juegos infantiles que se reparten por el término municipal y que, a menudo, son objeto de destrozos y desperfectos. Dentro de la iniciativa, las acciones que se desarrollarán estas semanas se centrarán en la reposición del suelo sintético, además de en la erradicación de pintadas.

Los trabajos, de los que se encarga la contrata municipal, han comenzado en el parque infantil de La Cantábrica, donde se ha llevado a cabo la limpieza en profundidad del suelo sintético de las zonas de juego. Para ello, previamente se han simultaneado los trabajos de retirada de los focos de musgo que había en lugar, ocasionando las humedades sobre el material. Después, se ha procedido al barrido con maquinaria especializada.

En los últimos cinco años, estas zonas no se habían saneado», asegura la edil de Medio Ambiente

«Se están limpiando con productos no dañinos y agua a presión», explicó la concejala de Medio Ambiente, Maica Melgar, quien avanzó que la actuación «se pretende repetir en estas zonas infantiles de manera habitual, para que esto no sea simplemente una novedad, sino algo dentro de la normalidad». «En los últimos cinco años, estas zonas no se habían saneado con el riesgo que esto supone al ser utilizadas por menores de edad», apuntó.

Asimismo, los elementos de juego serán igualmente tratados para eliminar cualquier residuo ocasionado por la falta de mantenimiento y las pintadas de vandalismo que habían aparecido en diferentes puntos del mobiliario infantil.

La concejala Melgar indicó que era «muy necesaria» esta labor, ya que el estado que presentaban las áreas de juego «venían demandando desde mucho tiempo una especial atención, ya que son zonas por las que, con el buen tiempo, no solo pasan cientos de usuarios al día, también las utilizan.

«Nuestro municipio cuenta cada vez más con niños que acuden a nuestras áreas de juego y deben de contar con unas mínimas condiciones de idoneidad hasta que puedan renovarse», apostilló la edil.

Esta campaña se extenderá en las próximas semanas al resto de parques infantiles que se reparten por El Astillero y Guarnizo, siendo el siguiente punto previsto dentro del calendario de trabajo el parque que se ubica junto al colegio José Ramón Sánchez y el siguiente, el de Clara Campoamor. Allí se realizarán labores de limpieza y retirada de grafitis, tal y como se ha hecho ya en La Cantábrica.

Una quincena de parques

El municipio de El Astillero –incluyendo a Guarnizo– cuenta con un total de 15 parques infantiles acondicionados y diseñados para el disfrute de los más pequeños. El más novedoso y, por tanto, último en incorporarse a la red de infraestructuras públicas infantiles fue el de Ballestas (Guarnizo), que se inauguró a finales del año 2016.

Se trata de una instalación con cierta relevancia no solo por sus dimensiones, sino por sus características: es el primer parque de integración del municipio. Dicho de otro modo, las zonas de juego se dividen por edades y existe una en concreto indicada para niños y niñas con algún tipo de discapacidad.

Más concretamente, dos de los conjuntos de juegos infantiles están pensados para niños de 3 a 7 años y de 7 a 12 años, respectivamente, y el tercero es un parque de inclusión, de manera que permite jugar a los niños con alguna discapacidad junto con los demás.

«Esta es la primera vez que este tipo de parques se coloca en el municipio de El Astillero, siguiendo la línea marcada desde el Ayuntamiento y continuando con las labores de eliminación de barreras arquitectónicas y de accesibilidad que se vienen ejecutando desde la concejalía de Obras», aseguró el que fue en su momento responsable del área, Jesús María Rivas.

La mayoría de las obras del nuevo parque público fueron realizadas por personal procedente en su totalidad del desempleo «parados de larga duración incluidos en el programa de colaboración entre el Ayuntamiento de El Astillero y el Gobierno de Cantabria a través del Servicio Cántabro de Empleo (Emcan)», indicó el concejal.

El coste de los materiales utilizados en la obra, ascendió a unos 20.000 euros, mientras que la adquisición de los elementos que integran los tres grupos de juegos infantiles y su colocación posterior se adjudicó por concurso público y supuso un desembolso económico para el Ayuntamiento cercano a los 52.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos