El remo en El Astillero tiene futuro

Monitores y alumnos de la escuela, ante una de las embarcaciones en las que entrenan. /J. C.
Monitores y alumnos de la escuela, ante una de las embarcaciones en las que entrenan. / J. C.

Una veintena de niños y niñas se identifican con un deporte que promueve valores como «la responsabilidad, el sacrificio y la disciplina»

JOSÉ COMPOSTIZOEl Astillero

La Escuela de Remo de El Astillero inició su actividad una temporada más y ofrece la oportunidad de iniciarse en la modalidad de banco móvil y de banco fijo a jóvenes menores de 18 años.

Responsabilidad, sacrificio y disciplina. Escritas con tiza, en mayúscula, con buena letra y lo suficientemente grande para que hasta el más miope del lugar alcance a verlas. No tienen voz, pero gritan por sí solas. Más vale que se comprendan, porque junto a saber nadar es el requisito obligatorio para vestir la camiseta azul. La cantera de El Astillero tiene un reto: bogar en las bancadas de la trainera 'San José'.

Es complicado, a pesar de ser un deporte muy cántabro, conseguir la implicación de los jóvenes. Los entrenadores y monitores de El Astillero recorren los colegios e institutos para conseguir dar a conocer el remo y la respuesta suele ser esperanzadora de cara a mantener el futuro de una disciplina en Cantabria que nació de las faenas de los pescadores en su afán por llegar los primeros a las lonjas.

Manrique Vega, José Antonio Cuero y Mario Hernando son los tres técnicos de la escuela

En la actualidad, más de veinte remeros repartidos en las categorías de alevín, infantil, cadete y juvenil entrenan para buscar una superación que les lleve a conseguir estar en los puestos de cabeza.

Esta nueva temporada que acaba de empezar, la escuela de remo vuelve a tener un gran número de jóvenes deportistas. Eso significa que la cantera está más viva que nunca y que la intensa identificación entre el municipio astillerense y su club de remo sigue dando como fruto que su juventud aspire a ser el relevo el día de mañana de los grandes deportistas que han llevado al remo de Astillero a los más altos niveles. Esa comunión entre el pueblo y el club es el principal valor del remo en el municipio y eso se ha podido comprobar a lo largo de los más de cincuenta años de historia del ente.

Para esta nueva campaña, la Escuela cuenta con tres técnicos. El más veterano es Manrique Vega, que lleva siete años en el club. Con él están José Antonio Cuero, que repite un año más, y Mario Hernando, que tras de colgar el remo en Ciervana esta temporada pasada le ha entrado el gusanillo de entrenador y será el encargado de dirigir a los alevines, infantiles y cadetes, más las tripulaciones de banco móvil junto a Cuero. «Hace unos años se hizo una buena base, que es de lo que está viviendo ahora el club, hay que intentar volverlo a conseguir», señala Hernando.

Otro de los técnicos, Manrique, que fue el responsable de que el equipo juvenil femenino lograse el Campeonato de Cantabria de bateles y el subcampeonato en el Nacional, además de conseguir la medalla de bronce en el Campeonato de España de banco móvil, cree que «el interés de los chavales por este deporte está en los éxitos cosechados por la 'San José' en los comienzos del siglo XXI». Además, el entrenador de las categorías inferiores del club destaca que la captación de jóvenes a través de los institutos del municipio «está siendo fundamental y muy positiva».

Por su parte, Cuero, que llegó de la mano de Israel Bolado con la temporada ya empezada, considera que «acerté al venir a Astillero, trabajé el año pasado con los juveniles y creo que hicimos una buena campaña, este año intentaré que se integren en el primer equipo, ese es mi objetivo», comenta el técnico.

El presupuesto

Entrenan tres veces por semana, «lo hacen con ilusión» dice el presidente de la Escuela, José Sánchez. «Los chavales ven que algún día podrán estar arriba y eso les ilusiona. Además, los monitores son muy buenos y les están inculcando el amor por este deporte», señala.

La Bandera de La Concha todavía es un sueño, pero todos ellos, mañana, volverán a echar el resto en el entrenamiento. Eso sí, siempre, con responsabilidad, sacrificio y disciplina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos