Ampuero reclama la instalación de césped artificial en el campo de fútbol

El campo de fútbol se embarra en época de lluvias. /Sane
El campo de fútbol se embarra en época de lluvias. / Sane

.A pesar de que fue rechazada una enmienda del PP a los presupuestos solicitando este proyecto, el equipo de gobierno seguirá intentando que se haga

IRENE BAJO

El Ayuntamiento de Ampuero no cejará en su empeño de conseguir una importante mejora en el campo de fútbol de Ampuero. Se trata de la sustitución del césped de hierba natural por otro de hierba artificial. La propuesta ha formado parte del paquete de enmiendas que el Partido Popular presentó a los presupuestos de la comunidad para este 2018, en la que solicitaban la constitución de una partida de 150.000 euros para el proyecto, si bien la propuesta fue finalmente rechazada.

Aún así, para el alcalde de Ampuero, Patricio Martínez, «esto pone de manifiesto la preocupación que existe desde el equipo de gobierno por conseguir una instalación tan importante para Ampuero», y es que según el regidor municipal para la consecución de este proyecto «necesitamos ayuda del gobierno regional por la elevada inversión que se requiere».

Es ésta una obra largamente demandada por todos en Ampuero que, «va más allá del Ayuntamiento, ya que abarca desde los jugadores y las jugadoras del club ampuerense, los padres, usuarios y demás vecinos, ya que en época de lluvias el campo de fútbol se convierte en un auténtico barrizal donde se hace harto difícil jugar partidos en él para los usuarios.

El elevado número de equipos con los que cuenta el Ampuero F.C agravan este problema, ya que La Glorieta soporta un elevado uso que no permite que el terreno se regenere. Un terreno de hierba artificial permitiría mantener el campo en buenas condiciones durante todo el año independientemente de la climatología, «no como ahora», señaló Martínez, que «aunque está bien cuidado, durante el invierno se machaca el campo». Y es que una vez que se embarra, partido tras partido la hierba natural sufre más.

Así las cosas, el regidor seguirá como hasta ahora reclamando la sustitución césped ya que «todos queremos ese cambio», si bien la inversión que se requiere es muy elevada para asumirla el propio Consistorio y es necesario el respaldo de administraciones superiores como el Gobierno regional.

Ubicación

Martínez puso sobre la mesa que las instalaciones no cuentan con una buena ubicación al encontrarse junto al río Asón y, de hecho, la aspiración del Ayuntamiento a futuro es «sacar las instalaciones deportivas de la zona inundable», como así se contempla en el Plan General de Ordenación Urbana, lo cual pasa por adquirir terrenos y una inversión más importante. Para todo ello se seguirá solicitando financiación a la Consejería y a la Federación Cántabra de Fútbol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos