Ampuero tramita la limpieza de la iglesia de Udalla

El pasado mes aparecieron pintadas en la iglesia de Santa Marina, que es Bien de Interés Cultural /IB
El pasado mes aparecieron pintadas en la iglesia de Santa Marina, que es Bien de Interés Cultural / IB

Solicita el permiso de la Consejería de Cultura y de los trinitarios para limpiar el templo

IRENE BAJO

El Ayuntamiento de Ampuero ha solicitado permiso a la Consejería de Cultura y a los padres trinitarios del Santuario de la Bien Aparecida para proceder a la limpieza de las pintadas que el pasado 19 de marzo aparecieron en los ábsides de la iglesia de Santa Marina de Udalla (Ampuero) llamando «ladrones» a los miembros de la Junta Vecinal. Unas pintadas que provocaron el rechazo de todos los grupos políticos del Consistorio ampuerense por dañar un edificio histórico y que han sido denunciadas tanto por el Ayuntamiento, como por el Grupo Municipal Socialista.

El asunto fue uno de los temas centrales del último Pleno municipal, a instancia del concejal de Alternativa Española (AES), Salvador Sarabia, que dio a conocer que su grupo solicitó en un escrito, fechado el 28 de febrero, información acerca de la situación de la Junta Vecinal.

En su intervención, el concejal de AES, manifestó que «se ha estado quitando importancia a este asunto» y se preguntó cual sería la situación si fuera el Ayuntamiento de Ampuero el que debiera dinero al Gobierno de Cantabria, no celebrara plenos desde el año 2015, ni presentara cuentas. «Estaríamos hablando, seguramente, de intervención del Ayuntamiento por parte de la Comunidad Autónoma o del Estado y estaríamos en los juzgados». Y es que a su juicio, «hay un incumplimiento clarísimo de la ley».

El portavoz socialista Víctor Gutiérrez, aseguró no tener las respuestas exigidas por Sarabia, ya que «nosotros somos personas ajenas a la Junta Vecinal», si bien reconoció que éste tema «también nos preocupa» y por ello ha pedido también información. El edil socialista pidió «prudencia» a la Corporación sobre este tema y se comprometió a «llegar donde tengamos que llegar en todos los sentidos».

El alcalde de Ampuero, Patricio Martínez, intervino también para aclarar que la situación de la Junta Vecinal, que se encuentra embargada por una deuda de 102.873,26 euros con el Gobierno de Cantabria y no presenta sus cuentas desde el año 2014; «se viene avisando desde hace tiempo» al presidente de la Junta Vecinal, Pedro Cano, que ha recibido «avisos serios por parte de la alcaldía y secretaría», sobre los «incumplimientos legales» que estaba realizando y de la «falta de atención y abandono» de la Junta Vecinal. Por parte del Consistorio ampuerense, «se le ha tendido la mano muchas veces y se le ha ofrecido traspasar la gestión del agua al Ayuntamiento de Ampuero» y la respuesta ha sido «el silencio».

Martínez instó a que se den explicaciones a los vecinos por parte de la Junta Vecinal. A esta reclamación el concejal socialista y vocal de Udalla, Ángel Cuero avanzó que «somos conscientes de los errores que ha habido y se está intentado solucionar» y aseguró que «en breve» se va a poner una fecha para celebrar un concejo y explicar la situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos