La antigua casa de los Carabineros

En la imagen, rodeada con un círculo rojo, la antigua casa de los Carabineros de Laredo, en el año 1894.

El cuerpo de Carabineros de España fue una formación armada cuyo objetivo prioritario era la vigilancia de las costas y fronteras

BALDOMERO BRÍGIDO

El cuerpo de Carabineros de España fue un cuerpo armado cuyo objetivo prioritario era la vigilancia de las costas y fronteras. Tenían como misión la represión del fraude fiscal y el contrabando, muy extendido en la época. Este cuerpo militar se creó por Real Decreto en Marzo de 1829 y tras la guerra civil en Marzo del año 1940 fue integrado en la Guardia Civil.

En los más de cien años de servicio el Cuerpo de Carabineros demostró su eficacia. A lo largo de su historia pasaron por momentos muy duros, desde la confrontación Carlista, hasta la Guerra Civil Española, pasando por la Monarquía, la Dictadura de Miguel Primo de Rivera y la República. A pesar de las diferentes formas de Gobierno en España el Cuerpo de Carabineros siempre se mantuvo fiel a su cometido encomendado. Sin embargo, el Gobierno de la República, apoyándose en la imagen del cuerpo de Carabineros, creó un grupo de combatientes con el nombre de Carabineros lo que provocó recelos en el bando nacional y lo que motivó, a la postre, que desapareciera el cuerpo fusionándose con el de la Guardia Civil.

En la Villa de Laredo el Cuerpo de Carabineros se establece, con su casa cuartel propia, en el año 1857, aunque ya prestaba servicio en la Villa anteriormente. En un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Laredo, de 12 de junio de 1857, se constata este hecho. Así se dice: «Se convocó por el Señor Alcalde Presidente para las siete y media de la tarde de hoy con motivo de que D. Manuel Urrutia y otros que construyen una casa para cuartel de los Carabineros contiguo a la casa que fue Escuela de Instrucción Primaria de esta dicha Villa, no guarda la alineación que se le demarcó por el Señor Alcalde de guardar línea recta por la parte que da vista a la alameda, con la de los herederos del finado Don Raimundo Mollinedo. Asistieron a dicha sesión los Señores que expresan al margen y oídas las explicaciones dadas por el Señor Alcalde sobre el particular, de lo que fueron testigos oculares algunos de los concejales y de haber convenido Urrutia y sus compañeros en plantear y llevar a efecto el edificio con la alineación de que se ha hecho mérito, acordó el Ayuntamiento que por el Señor Alcalde se hiciese llevar a paso y debido efecto, por ser un asunto de policía urbana. De este acuerdo disintieron los señores concejales Don Eladio Sarraga, Don Simón Marsella, Don Facundo Domínguez y Don Facundo González que expusieron no deber mezclarse en este asunto por ser en todas sus partes de la competencia del Señor Alcalde con lo que se dio por terminado el Acto...».

Propiedad del Estado

En esta fecha se realiza la Casa de los Carabineros en terrenos del común de la Villa de Laredo, siendo la titularidad de la citada edificación del Estado. La descripción que se nos hace de la ubicación del edificio en la documentación municipal es la siguiente: Todo el edificio estaba orientado hacia el Sur, y limitaba por su derecha o Este con una callejuela de cincuenta y cinco centímetros que la separaba de la casa de Doña María Aparecida Dorado, por la izquierda u Oeste con la alameda triangular plantada de acacias del Pueblo, conocida vulgarmente con el nombre de Miramar, y por detrás o Norte con la casa de D. Miguel Urra y «no teniendo otros terrenos anexos que la servidumbre de luces y demás que la ley señala y la de acceso libre de la carretera de mencionada Calle».

Históricamente se ha conocido al edificio donde estuvieron los carabineros entre la calle del Sol, hoy José María de Pereda y la del Doctor Velasco como la Caseta Antigua de los Carabineros. Era una casa de mampostería, con un anexo también de mampostería.

Constaba el edificio de planta baja que ocupaba una extensión de cuarenta y nueve metros cuadrados, siendo su tejado cuadrado y con cuatro vertientes, además poseía tres ventanas, dos al sur y una al oeste más un anexo, con su tejado a dos aguas, de siete metros de largo por tres y medio de ancho donde está situada una pequeña cocina y una cuadra para el caballo del Señor Capitán. Este último departamento tenía una ventana al Oeste que servía de lucera a la referida cuadra.

La descripción que se nos detalla es la siguiente: La puerta de entrada de la Caseta de los Carabineros era de madera de dos hojas «en sentido horizontal, con cerradura, llave y pasador». Posee un vestíbulo al que desembocan tres habitaciones, la de la derecha con puerta de una hoja, con cerradura, llave y picaporte y una ventana de dos hojas con cristales y postigos con sus pasadores, la de la izquierda igual a la anterior, pero además de la ventana descrita tiene otra igual con contraventana de tela metálica.

La habitación del frente ocupa un área igual al vestíbulo y las dos habitaciones descritas en la cual hay dos camastros de madera fijos, tiene una puerta de entrada de una hoja, con picaporte y otra de dos hojas en sentido horizontal con cerradura, llave y pasador, que comunica con la calle posterior. En el anexo posee una cocina con puerta de dos hojas en sentido horizontal con armadura y llave.

Tiene la cocina fogón y fregadero. Posee también una cuadra en el mismo anexo con su pesebre, una pequeña ventana de una hoja y una reja de dos hierros cruzados.

Fotos

Vídeos