«Las carrozas de Laredo son muy diferentes a las de Holanda»

«Las carrozas de Laredo son muy diferentes a las de Holanda»

Ángel Gutiérrez | Representante de Come Golayu Que Lo Ha Hecho Güela

ABEL VERANO

El representante de la Asociación Come Golayu Que Lo Ha Hechu Güela, Ángel Gutiérrez, hace balance sobre la última edición de la Batalla de Flores, que su cuadrilla ganó por segundo año consecutivo, con la mirada puesta en el 2018, ya que pretenden adelantar el desfile una semana (del 31 de agosto al 24) para poder contar con las flores de Holanda que tanto colorido les dan a sus alegorías.

-¿Qué balance hace de esta última edición de la Batalla de Flores?

-En principio bastante bueno. En cuestión organizativa hay alguna cosa que mejorar, pero salió bastante bien el desfile. Respecto a nuestro premio, la acogida del público ha sido como nunca. Veías a la gente grabar vídeos de una manera salvaje. En ese aspecto hemos visto a la gente más involucrada que nunca.

«Se está buscando hacer cosas nuevas para atraer un público que habíamos perdido»

-¿Qué cree que tiene que mejorar?

-Hay un fallo muy grave y es que estamos poniendo a colaboradores en los pasos de peatones de la pista, duran media hora y cuando te quieres dar cuenta no están allí y están viendo el desfile dentro de la pista y la gente se mete en el recorrido cuando les da la gana, entre las carrozas y las charangas. Hay que prescindir de esa gente y buscar una empresa de seguridad o algo así.

-¿Qué sensaciones tuvieron cuando la gente fue a ver su carroza la noche anterior al desfile?

-La verdad que percibimos que a la gente le gustaba nuestra carroza, pero al final eso puede que se contraponga con la opinión del jurado. Aunque lo cierto es que, por lo que decía la gente el jueves, vimos que podíamos ganar, pero siempre con cautela.

-¿Qué le ha parecido el nivel de carrozas de este año?

-Desde nuestro punto de vista se está empezando a cambiar la forma de ver las carrozas. Hay varias carrozas que llevan música y luces, con movimiento. Al final eso hace que la gente de la calle vea de otra manera el desfile, que no como el de antes que era todo estático. De alguna forma cada carroza está llevando un pequeño espectáculo. Ahí vamos evolucionando todos un poquito.

-¿Se trata de evolucionar?

-Se están buscando cosas nuevas para atraer un público que habíamos perdido. Este año ha venido a ver el desfile mucha más gente que en ediciones anteriores. Hay zonas del desfile en las que se veían hasta quince filas de espectadores. Este tipo de carrozas está haciendo que la gente vuelva a Laredo.

-¿Y qué le diría a aquellos que critican el uso excesivo de flores de Holanda y que piensan que están intentando imitar las carrozas de este país?

-Para mi no hay debate porque todos los grupos que participamos en la Batalla de Flores traemos flores de Holanda. Y la verdad es que nos queda mucho a los de Laredo para hacer una carroza como las que desfilan allí. Nosotros hacemos carrozas diferentes. Le damos un colorido con una flor de Holanda, sí, pero igual que se le puede dar con una flor de Laredo. La polémica la está creando quien le interesa que haya una polémica que realmente no existe. Si somos seis grupos y los seis traemos la flor de allí, no se que problema hay. Lo que yo no puedo es meterle a unos dinosaurios el colorido típico de la Batalla de Flores porque no le pegaría nunca. Hay que intentar que los dinosaurios parezcan dinosaurios.

-Y el hecho de que la gente vaya por dentro de la carroza, ¿qué le parece?

-A mí me gusta, porque si estás haciendo una carroza lo que quieres es que se vea. Nosotros llevamos tres años llevando a la gente detrás de la carroza y el que conduce a un costado para que quede la carroza libre. Yo veo fotos en las que se ve 200 personas y toda la zona baja de la carroza no se ve. Yo trabajo para que se vea la carroza.

-¿Qué me dice sobre la propuesta que han hecho para adelantar una semana el desfile del próximo año?

-Está sobre la mesa. Me gustaría que se podría hacer porque cree incluso que habría más gente. Se debería cambiar. Aun así no me fío mucho de los políticos y creo que no lo van a hacer. Pero sí nos gustaría a la mayoría de carrocistas, principalmente, porque entre todos hemos traído este año un millón de flores de Holanda que no se podrían traer y bajaría mucho el colorido y la espectacularidad.

Fotos

Vídeos